La versión 2010 del Pacto Social no impactará en las finanzas de la municipalidad capitalina

El intendente de San Miguel de Tucumán, Domingo Amaya indicó que el Pacto Social 2010 obligarán a un ajuste en el gasto público, que no impactará en el ritmo de las obras públicas previsto.
"Tenemos que adecuar los números y ajustarnos a las necesidades que hoy tiene la provincia", indicó Domingo Amaya, intendente de San Miguel de Tucumán, al responder sobre si el Pacto Social 2010 afectará al normal funcionamiento de la comuna.

Es que a la municipalidad conducida por Amaya le corresponderá el menor aumento otorgado a los municipios que se acogieron al Pacto, y que roda el 9% respecto al año 2009

Amaya consieró que es importante el progreso igualitario de todos los pueblos de Tucumán, restándole importancia al mayor o menor aumento de los fondos. Es importante que todos los pueblos, las ciudades de nuestro Tucumán, que es nuestra tierra, progresen y estén mejor. Todos tenemos que crecer igualmente y ser solidarios para que todos los tucumanos, en el lugar que habitemos, podamos estar bien".

Además Amaya recordó a los presentes que al hacerse cargo del "gobierno municipal hicimos la proyección de salir de la deuda al 2016 y si trabajamos de esta forma tenemos que sanear al municipio". "Hoy vemos que vamos creciendo en recaudación y tenemos que seguir creciendo porque eso nos va a permitir que devolvamos lo más pronto la deuda". Y lo más importante que la deuda actual es considerada como saludable, "no es usuraria porque no genera intereses. Vamos devolviendo en base a la recaudación. Y eso nos permite el Pacto Social: que nos ordenemos. Que haya seguridad, paz social en el caso de los salarios y un funcionamiento acorde en los municipios".

Comentá la nota