Verna le pega a Kirchner y Lovera pide diálogo con estatales

El candidato a senador nacional por el justicialismo, Carlos Verna, dijo que después de las elecciones legislativas va a quedar conformado un Congreso "con más cordura y menos locura" y aseguró que no integrará el bloque del Frente para la Victoria.
El ex gobernador visitó este jueves las localidades de Miguel Cané y Quemú Quemú, en el marco de la campaña electoral. Previamente al acto proselitista, Verna se reunió con productores agropecuarios, empresarios, docentes y referentes de instituciones intermedias quemuenses en el salón de actos de la municipalidad.

Estuvo acompañado por la actual diputada y candidata a senadora suplente, Patricia Lavín; el secretario de Asuntos Municipales, Rodolfo Calvo, y el intendente municipal, Daniel Bonetto.

"Más equilibrado".

"Después del 28 de junio creo que va a cambiar la composición del Congreso, creo que va ser más equilibrado, con más cordura y menos locura; con más consenso y menos disenso", dijo. "El problema -agregó- es qué va a pasar entre el 28 y el 10 de diciembre hasta que asuman los nuevos legisladores. En eso, yo tengo un pre-concepto que es que creo que (Néstor) Kirchner más que ser discípulo de Perón es discípulo de Nerón. Tengo miedo que intente prender fuego el Congreso".

"Por lo que se ve -siguió diciendo- Kirchner está dispuesto a asumir como diputado con lo cual va a tener que armar las mayorías; es decir, él va a tener que conversar, si está dispuesto a asumir es porque va a querer ser el presidente de la cámara y va a tener que conversar, en este caso va a haber diálogo. El va a tener que empezar a construir mayorías dialogando y cediendo". "La primera discusión, pienso yo, va a tener que ser la distribución del ingreso y el presupuesto del año que viene, que generalmente ahí es donde se incluyen las facultades delegadas que es lo que se conoce como 'superpoderes'. Para construir las mayorías que él necesita para aprobar va a tener que empezar a ceder, porque no es que va a decir todo lo que él quiera y el 10 va a dejar de dar órdenes. Pero que va a tener la tentación de Nerón la va a tener", reiteró.

Comparación.

Más adelante, Verna se mostró distante de la comparación con Kirchner respecto al doble mando con el actual gobernador Oscar Mario Jorge. "Yo hice campaña por Jorge, pero también es cierto que yo no soy Kirchner y no puse a uno en el gobierno para mandar desde mi casa: yo no soy como Kirchner que desde Olivos dice qué hay que hacer en la Rosada", manifestó.

Según Verna, el gobernador elige sus colaboradores, fija las políticas y tiene la facultad de tomar decisiones que él cree más convenientes. "Si yo las comparto o no, se lo digo cuando me preguntan. Pero no formo parte del gobierno y no formulo políticas. No soy consultor, consejero ni nada de este gobierno. A mí no me van a ver en una foto al lado de Kirchner", aseguró.

Al finalizar el encuentro con los productores, los candidatos se trasladaron hacia el Centro de Jubilados y Pensionados donde se desarrolló el acto proselitista ante unos 600 militantes y simpatizantes de localidades de Catriló, Miguel Cané, Quemú y La Maruja. Allí, se sumaron los candidatos Roberto Robledo y Marina Cahais y el diputado provincial, Daniel Lovera, el dirigente de la José Calvo y la diputada nacional, Adriana García.

Conflicto entre gremios estatales y el gobierno

"Necesitamos urgentemente que el gobernador entienda cuáles son los actores que deben estar en esa mesa de diálogo", dijo el presidente del bloque de diputados del PJ, quien anunció gestiones en ese sentido.

Ante la profundización del conflicto que mantienen con el gobierno provincial los trabajadores de la salud, docentes y estatales en general, el titular del bloque de legisladores del PJ, Daniel Lovera, planteó la necesidad de que sea el gobernador Oscar Mario Jorge el gestor de una mesa de diálogo con los sectores para "sincerar" la relación gremio-Poder Ejecutivo.

"Creo que lo que está fallando acá, y en esto hay que darle la mayor responsabilidad (a Jorge), y se lo hemos dicho al gobernador, es que no hay una mesa concreta de diálogo. Así es muy difícil ponerse de acuerdo, porque está faltando una apertura sincera de diálogo, donde las partes

involucradas se sienten y ante los reclamos puntuales desde el estado provincial se diga hasta donde puede llegar, dejar la puerta abierta y seguir el diálogo".

-¿Porqué falla en esto el gobernador, porque está dedicado a la obra pública y no a la parte política?

-No, no es que no le dé importancia, nosotros hemos hablado con él y está preocupado y ocupado en el tema, pero tiene su metodología, que podemos compartir o no. En mi caso le puedo sugerir como diputado provincial, porque no tengo las herramientas para armar una mesa, pero sí decirle que debe haber una mesa sincera donde el gobierno ponga su postura clara y concreta sobre la mesa, con números, y que los gremios pongan lo suyo en busca de una salida rápida para destrabar el conflicto, pero con un diálogo continuo. No todas las cosas pasan por el dinero o de una erogación importante, a lo mejor arreglar algunas situaciones (laborales).

-Lovera, ¿usted hará algo en lo inmediato, en este sentido?

-Voy a ver si hoy (por ayer) a la tarde (los diputados del PJ) volvemos a hablar con el gobernador, incluso algunos legisladores están tratando de hablar con los sectores gremiales; estamos tratando entre todos de poner nuestro granito de arena si podemos encontrarle a esto (el conflicto estatal) un punto de inflexión. Obviamente, la decisión la tiene el Poder Ejecutivo, el gobernador tendrá que tomar la decisión política de cómo avanzar en esto.

-Es por lo menos raro que no aparezcan voces del Partido Justicialista o de la misma Cámara de Diputados expresando su apoyo a la gestión del gobernador Jorge.

-El apoyo lo tiene, de hecho nosotros hemos atendido en las comisiones a los gremios, la situación no es fácil, pero necesitamos urgentemente que el gobernador entienda cuáles son los actores que deben estar en esa mesa de diálogo, que debe ser amplia y donde se traten todos los temas, como el de salud, educación o seguridad. Habrá que poner un poco de cordura de las dos partes, pero esa cordura no va a estar si no está la mesa de diálogo. Le voy a hacer ver hoy (por ayer) al gobernador de que busque urgentemente actores para sentarse en una mesa de diálogo profundo.

El PJ gana pero va en baja en las encuestas

Las cifras de los sondeos preelectorales requeridos por el PJ indican un descenso de más de cuatro puntos en las últimas cifras de la semana anterior con relación a las que arrojaban las encuestas unas semanas atrás. De todas formas, de acuerdo a lo que se supo, el resultado electoral que anticipan esos guarismos sigue siendo favorable al oficialismo.

Las explicaciones que se escuchan son varias. Una de ellas dice que esos números reflejan la activación de la campaña del resto de las fuerzas políticas que no aparecían en las anteriores mediciones porque el PJ inició mucho antes su labor proselitista.

De esta forma, explican quienes no dramatizan ese descenso, los indecisos comienzan a definirse y le dan volumen a los números de partidos que en las primeras encuestas no aparecían. Así explicado en realidad no se trataría de un descenso del número de votantes al PJ, sino de un aumento de los que se animan a decir que van a votar a un partido opositor.

Pero hay otras explicaciones que no son tan contemplativas con el papel del partido y, sobre todo con el de los gobiernos provincial y nacional.

Son las que dicen que el conflicto estatal, y sobre todo hospitalario y docente, es un punto de fricción que el justicialismo tiene con buena parte de la sociedad y que se están trasladando ese malhumor a la intención de voto. En ese contexto la salida pública ayer de un diputado oficialista, más ligado al candidato a senador del PJ que al gobernador, pidiendo canales de diálogo y una vocación de salir del conflicto, fue leída en clave de querer desarmar el frente abierto con los empleados públicos y con el electorado que vota con ellos.

Explican también que la sequía y el malhumor del campo en una provincia como la nuestra conlleva una intención de voto hacia los candidatos que se muestran más proclives a sintonizar con su discurso. En esa pulseada el justicialismo tiene que pelear con un representante cabal del sector agropecuario en la lista del Frepam, atractivo para quienes quieren que su voto sea un castigo a la política rural del gobierno nacional.

Los discursos fuertemente criticos del candidato a senador oficialista contra el gobierno nacional, su política económica hacia el campo y la figura del ex presidente serían así un intento de atraer a ese votante al que las encuestas indicarían alejándose del oficialismo pampeano.

Comentá la nota