Verna ya hizo un proyecto para rebanar una tajada más grande

A rápido no le van a ganar: ni bien puso un pie en ese lugar que tan bien conoce, y que es el Senado de la Nación, el pampeano Carlos Verna se apuró a presentar un proyecto para rebanar una tajada más grande de fondos coparticipables.
Una iniciativa formal establece que se distribuya a las provincias y a la Ciudad de Buenos Aires una suma no inferior al 35,26% de la recaudación de los recursos nacionales, al menos hasta que se sancione una definitiva Ley que establezca el régimen coparticipable.

"Las provincias han mermado considerablemente, bajo cualquier indicador de comparación, su participación en la recaudación total, agravándose con las actuales restricciones al endeudamiento y el crecimiento vegetativo de los gastos que tienen a su cargo", plantea Verna en los fundamentos de su proyecto.

Verna admite en los fundamentos que para elaborar el proyecto manoteó -entre otras cosas- la iniciativa que en su momento hicieron los diputados Walter Agosto, Jorge Obeid y Raúl Dalla Fontana.

El senador plantea que "es necesario poner un coto" a la situación en que "se está continuamente vaciando la masa de coparticipación, dejando a las provincias y municipalidades en una situación de desfinanciamiento, que está ocasionando la falta de respuesta oportuna en la prestación de los servicios públicos inherentes a ellas".

"Un límite a esta situación, es justamente convalidar o legislar para hacer renacer esta garantía, que pondría freno a muchos artilugios que han utilizado todos los gobiernos nacionales de turno, y siguen utilizando, afectando la masa de coparticipación y creando una mayor dependencia de los gobiernos provinciales", aseveró.

Cifra

Verna reclama que se reparta por lo menos el 35,26% de la recaudación de los recursos tributarios nacionales, tengan o no el carácter de distribuibles según lo dispuesto en la Ley 23.548, "sin que la misma pueda ser disminuida por detracciones, compensaciones ni alteraciones de ninguna naturaleza".

No se tendrán en cuenta las contribuciones patronales y los aportes personales para el Sistema de Seguridad Social.

Según su iniciativa, la Contaduría General de la Nación determinaría semestralmente si se ha distribuido el monto equivalente al porcentual garantizado por ese artículo, teniendo en cuenta la recaudación en dichos períodos, definidos como los transcurridos entre el 1º de enero y el 30 de junio y del 1º de julio al 31 de diciembre.

Esas disposiciones serían de aplicación a partir del primer día del primer semestre del ejercicio en que se sancione la ley, y tendrían vigencia hasta la sanción de un nuevo Régimen de Coparticipación Federal.

El proyecto faculta al jefe de Gabinete de Ministros para realizar las adecuaciones presupuestarias pertinentes, a efectos de dar cumplimiento a la presente ley.

Definición

Verna recuerda que la Ley de Coparticipación rige desde el primer día del año 1988. Fue modificada por acuerdos federales y pactos fiscales: "Estas modificaciones han respondido no a aspectos técnicos jurídicos que sustenten las mismas, sino a las distintas necesidades que se han ido presentando, motivo de los vaivenes económicos".

La última reforma constitucional ordenó hacer una ley definitiva. Pero "distintos motivos se han ido presentando para que no se pueda cumplir con el mandato constitucional, que cada vez queda más lejano en su cumplimiento, es por ello que debemos al menos ir tratando de solucionar los problemas que pueden ser aplicados en forma perentoria como el que motiva la presente propuesta", apunta el senador pampeano.

"Creemos importante definir el tema -insistió- ya que la implementación de un conjunto de políticas públicas desde 2002 hasta la fecha ha definido un sistema tributario que se caracteriza por una mayor participación de impuestos no coparticipables, que además han exhibido una dinámica de crecimiento superior al conjunto de los recursos coparticipables, derivando como resultado de ello una menor participación de las provincias en la distribución primaria".

Comentá la nota