Verna se despegó de Cristina

(General Pico) - El ex-gobernador criticó con dureza al secretario de comercio interior, Guillermo Moreno. Reconoció que la elección de junio "no es fácil". Llamó a la militancia a trabajar "casa por casa".
En una virtual proclamación de sus candidatos, el peronismo pampeano amuralló la provincia con sus discursos, que buscaron despejarse de la gestión de la presidenta, Cristina Fernández.

El acto se realizó en el salón del Centro de Almaceneros que desbordó de público y cuya mística fue aportada por los trabajadores de la construcción, que no dejaron de agitar las banderas y de hacer sonar los tambores. De las paredes colgaban carteles con inscripciones y adhesiones a la Línea Plural, al justicialismo y a sus postulantes.

Junto al precandidato a senador nacional, Carlos Verna, se ubicaron el gobernador Oscar Mario Jorge, el intendente de General Pico, Jorge Tebes, el diputado provincial, Roberto Robledo, la ministra de Bienestar Social, María Cristina Regazzoli y los demás integrantes de las listas, entre ellas, la intendenta de Guatraché, María de los Angeles Higonet.

Un común denominador tuvieron los discursos: una apelación constante a la militancia a salir "casa por casa, vecino por vecino a pelear la elección del 28 de junio". Verna admitió que la compulsa "no será fácil". Tampoco ninguno de los oradores habló como candidato, siempre se mencionaron como "precandidatos", cuidando la formalidad de la interna, que finalmente no se realizará.

Diferencias.

Las palabras también recorrieron la línea de argumental de "defender a La Pampa" omitiendo al matrimonio Kirchner. Sólo el gobernador hizo alguna tibia mención a la administración central, en tono coloquial.

Verna no disimuló sus diferencias con el kirchnerismo. Sacudió al secretario de comercio interior, Guillermo Moreno y le dijo que "se deje de joder", en alusión a las medidas restrictivas hacia el campo. El ex-gobernador aseguró que desde su banca va a defender la "gobernabilidad y la institucionalidad", con el pedido de leyes más justas para la provincia y un replanteo de los ingresos por coparticipación.

En otro tramo, las palabras fueron dirigidas a los productores rurales a los que prometió proteger y agregó que lo que más falta en La Pampa es trabajo para los obreros de la construcción y por eso destacó la necesidad de mayor obra pública.

Fue inocultable el vínculo que muchos de los asistentes mantienen con Verna, a pesar de los silencios enigmáticos a los que le gusta recurrir y la baja exposición que mantuvo a partir del momento en que se alejó de la gobernación.

El candidato del justicialismo dijo que de llegar al congreso no será un obsecuente del gobierno nacional y que el parlamento "no es una escribanía", sino el ámbito para las discusiones más importantes del país. Previo a Verna, el gobernador Jorge pidió corregir las políticas que "no son favorables a La Pampa" y llamó "rejuntado" a los acuerdos políticos y electorales de la oposición, a los que les apuntó como los responsables de la crisis de 2001.

Comentá la nota