Verna asume el 10 y ya tiene dos proyectos listos: uno para modificar índice de coparticipación y otro para eximir de ganancias por sequía

El primero mejorará los ingresos que la Nación coparticipa a la provincia. El otro procura la eximición del impuesto a las ganancias para los criadores de ganado vacuno castigados por la sequía y con una merma considerable en el stock de vientres.
Fiel a su fama de dinámico y ejecutivo aún en tareas legislativas, el representante de La Pampa por el PJ dejará pasar apenas algunos instantes de su asunción, para ingresar dos proyectos de ley.

En ambos casos, su aprobación, permitirá mejoras sustanciales en lo económico, respecto de los recursos que el gobierno provincial dispone para dar respuestas a las necesidades emergentes de las políticas educativas, de salud, seguridad y de producción agrícola-ganadera.

COPARTICIPACION

Respecto de la Coparticipación Federal, Verna solicita en su proyecto que "el monto a distribuir al conjunto de las provincias y la Ciudad de Buenos Aires, en concepto de coparticipación, no podrá ser inferior al 35,26% de la recaudación de los recursos tributarios nacionales, tengan o no el carácter de distribuibles según lo dispuesto en la ley 23548, sin que la misma pueda ser disminuida por detracciones, compensaciones ni alteraciones de ninguna naturaleza".

El proyecto indica que "a los efectos del cómputo no se tendrán en cuenta las contribuciones patronales y los aportes personales para el Sistema de Seguridad Social".

La fundamentación está basada en un profundo análisis de los regímenes de distribución de Recursos Nacionales Coparticipables que rigen hasta la fecha desde su promulgación el 1º de enero de 1988 a través de la sanción de la ley 23.548.

Verna analizó que ese régimen sufrió variantes "que han estado en relación directa a las problemáticas que en lo económico ha soportado este país. Las modificaciones han surgido a través de acuerdos federales y pactos fiscales que han suscripto las provincias y el Gobierno Nacional, que luego han sido ratificados por Leyes Nacionales a las que han adherido las provincias, excepto en el último de ellos en el cual no adhirió la provincia de San Luis".

"Estas modificaciones no han respondido a aspectos técnico jurídicos que las sustenten, sino a las distintas necesidades que se han ido presentando, motivo de los vaivenes económicos que sacudieron a la economía argentina".

"El análisis que respalda el proyecto de Ley no ha dejado de considerar que muchos de los acuerdos concretados por las circunstancias que vivía el país en el momento no fueron derogados posteriormente, cuando la emergencia concluía y persisten en el tiempo con el consabido deterioro que eso produce en las economías provinciales".

EXENCIÓN DE GANANCIAS

En torno al segundo proyecto, se informó que el senador Verna propone incorporar como inciso Z del artículo 20 de la Ley del Impuesto a las Ganancias (t.o.1997) el siguiente texto:

"Z) En las empresas o productores agropecuarios que posean hacienda de cría, el total del monto resultante de la venta de ganado vacuno ternero o ternera. Esta exención tendrá vigencia para las ventas que se realicen desde la vigencia de la presente Ley y hasta el 31 de diciembre de 2015".

En sus fundamentos, el legislador nacional repasó que "la producción de cría de ganado bovino se centraliza en las regiones semiáridas del país, las que han sufrido una extensa y severa sequía durante los últimos años, produciendo la descapitalización de los productores ganaderos dedicados a la actividad de cría de bovinos, en donde la zafra de terneros representa su único ingreso".

"Este fenómeno climático ha obligado a los criadores a reducir drásticamente su stock de vientres, ya sea por razones de mortandad de vacas o ante la obligación de vender por falta de forrajes".

"A ello se suma que los costos de producción se han incrementado ante la necesidad de compra de alimento para el ganado que se ha mantenido en las explotaciones agropecuarias".

"Que debido a este cúmulo de condiciones se ve afectada la producción de terneros y en consecuencia la oferta de carne bovina al mercado interno y externo en los próximos años".

"Se hace necesario entonces crear herramientas de apoyo al sector para estimular la retención de vientres a los fines de recuperar el número de vacas en los establecimientos de cría bovina en las regiones afectadas, y la rentabilidad del sector, a los fines de evitar el éxodo de los productores".

"Teniendo en cuenta que esta actividad actúa dinamizando la economía de estas regiones marginales, se hace necesaria la intervención del estado a los fines de mantener el bienestar social de estas comunidades, como así también asegurar la provisión futura de carne bovina a toda la sociedad".

Comentá la nota