Verdún, muy duro con los gobiernos nacional y provincial

El diputado aliancista afirmó que "todo parece indicar que a este gobierno kirchnerista se le terminó el paraíso del que nos estaban haciendo creer que vivíamos los argentinos y, en particular, los chaqueños", en alusión a los innumerables problemas, la mayoría de índole económica, que comenzaron a salir a flote después de las elecciones del pasado 28 de junio.
En referencia a la gestión de la administración nacional, el legislador aliancista manifestó que "parecería que no entendió el Gobierno Nacional el mensaje que los argentinos dimos en las urnas y ahora resulta que se empiezan a ver cosas poco agradables como ser los constantes cambios en el Gabinete Presidencial, el mantener a Moreno al frente de un organismo tan importante como lo es el INDEC y que la ciudadanía esperaba que haya cambios, diría que siguen desorientados, por citar dos ejemplos".

"Pero lo que más duele es ver que reconocen ahora que la crisis internacional hizo mella en el país, cuando antes aseguraron que no iba a suceder eso", dijo y agregó que "todavía hay asuntos sin resolver como ser el conflicto con el campo y encima ahora se suman problemas nuevos como ser la división en la CGT".

En relación a la información que señala un crecimiento desmedido el patrimonio de los Kirchner en solo un año, Verdun opinó que "creció de manera gigantesca y eso va en desmedro de la imagen que debería tener la gente de un presidente. Parece que solo al matrimonio presidencial le fue bien en la Argentina y la consecuencia es un profundo rechazo de parte de los argentinos y aumentar la mala opinión que tienen desde el exterior".

Los problemas chaqueños

El futuro titular de la Unión Cívica Radical chaqueña también dio a conocer su punto de vista sobre la gestión provincial.

"No es distinto a la gestión Kirchner y todo también se reflejó después del 28 de junio. Antes de esa fecha no existían problemas económicos, había ostentación de bienes públicos y ahora que terminaron las elecciones, desde el Gobierno Provincial empiezan a admitir que existen problemas económicos y se limitan a culpar a gestiones anteriores, como la de Angel Rozas que hace varios años no conduce los destinos de la provincia", puntualizó.

Al respecto, Verdun dijo que "Rozas, cuando era gobernador, demostró que en los momentos más difíciles, peores que ésta crisis, supo conducir los destinos de la provincia, cosa que no sucede con la actual gestión que ya lleva 18 meses".

A modo de ejemplo, el diputado enumeró los problemas actuales que sufren los chaqueños como ser el incumplimiento de las obligaciones salariales, el no pago a los prestadores, proveedores del estado y municipios y que trae como consecuencia inconvenientes serios a la población, ya sea con el vecino, como con los comercios, industrias, productores, entre otros.

La salud chaqueña

"Y si hablamos de la salud – continuó -, diría que es tanto o más grave la falta de respuestas serias, en su momento fue el dengue y ahora la gripe A con la falta de un protocolo único que pueda servir para combatir estas epidemias".

"Además, resulta inconcebible que áreas del Gobierno Provincial hayan aprovechado la declaración de la emergencia sanitaria para cerrar las puertas de sus oficinas y dejar de atender a la gente, evitando dar respuestas a sus reclamos".

La educación

Al referirse a la educación, el legislador indicó que "no se puede aceptar que a esta altura del año todavía no esté garantizado la continuidad del ciclo lectivo, ya que después de este receso podría agudizarse el conflicto docente tal lo dijeron los gremios y creo que todo esto se debe a una mala estrategia del Gobierno Provincial".

Sin acompañamiento nacional

Para finalizar, Verdun sentenció que "lo que más me llama la atención es que el gobierno chaqueño, que es del mismo signo político del nacional, no pueda conseguir cosas importantes para nuestra población. La mayoría de las obras inauguradas por el gobernador fueron iniciadas durante la Alianza Frente de Todos, pero la obra pública de la actual gestión está virtualmente paralizada. Capitanich debería ponerse al frente de los reclamos y en lugar de ir a saludar tanto a la Presidenta, tendría que exigirle que cumpla con las promesas hacia este norte postergado".

Comentá la nota