Luz verde para el ingreso de Caracas al Mercosur

El presidente de Brasil, Lula da Silva, llegó a Caracas con buenas nuevas. Una comisión del Senado de Brasil aprobó el ingreso de Venezuela al Mercosur.
Ahora sólo falta que la decisión sea ratificada por el pleno de la cámara, trámite que no presenta problemas porque el gobierno tiene los votos necesarios para hacerlo.

Poco tiempo antes de que el avión presidencial despegara de San Pablo, en Brasilia once de los 19 miembros de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado aprobaron el ingreso de Venezuela al bloque que forman Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay. La casualidad fue comentada por un senador opositor, quien dijo con ironía que Lula "podrá darle ese regalo a Chávez", en el marco de sus habituales encuentros trimestrales.

El protocolo de adhesión de Caracas, que ya fue refrendado en los parlamentos argentino y uruguayo y está pendiente de debate en Paraguay, será sometido a una última y definitiva votación en el plenario del Senado brasileño, que el oficialista Partido de los Trabajadores (PT) pretende convocar para la próxima semana.

De ser aprobado, faltará un último obstáculo en el Parlamento paraguayo, del cual el gobierno de Fernando Lugo retiró el asunto a mediados de este año tras comprobar que no había clima propicio para su aprobación. Lugo está en minoría en ambas cámaras.

En la votación realizada ayer fue rechazado un informe del relator de la comisión, Tasso Jereissati, en el que se afirma que Venezuela no cumple con la "cláusula democrática" del bloque y se critica en duros términos el "talante autoritario" y "ajeno a la integración" de Chávez. Jereissati defendió su informe e incluso llegó a poner en duda que el mandatario venezolano respete algunos acuerdos firmados por el Mercosur, entre los que citó un tratado de libre comercio con Israel. "Venezuela rompió relaciones con Israel y expulsó a sus diplomáticos. ¿Será que si ingresa al Mercosur retomará la relación con Israel?", preguntó el senador, quien llegó a advertir que la aprobación puede llevar al "principio de la destrucción" del bloque.

El jefe del grupo oficialista en el Senado, Romero Juca, apoyó su defensa de la entrada de Venezuela al bloque en cifras. Recordó que el intercambio entre Brasilia y Caracas sumó en 2008 cerca de 5500 millones de dólares y afirmó que sería "irresponsable perder la posibilidad de buscar una relación aún más fuerte". Juca admitió que "existen problemas y disputas políticas dentro de Venezuela", pero aseguró que "el remedio para eso es la apertura, la mediación internacional y la inclusión, no el aislamiento".

El senador oficialista recordó que el alcalde mayor de Caracas, Antonio Ledezma, pidió el martes pasado en una visita a la comisión que el ingreso de Venezuela al bloque sea aprobado, pues consideró que eso ayudaría a garantizar las libertades democráticas. "Si hasta la oposición venezolana quiere estar en el Mercosur como garantía de respeto a la democracia, Brasil no lo puede negar", afirmó el senador petista.

Comentá la nota