La Verde marchó pidiendo justicia por la golpiza policial a empleado municipal

LA VERDE (Corresponsal) --La comunidad autoconvocada realizó una marcha de protesta pacífica para reclamar justicia ante el accionar de dos policías. Los uniformados son acusados de propinar una feroz paliza a Pedro Vence, de 32 años, empleado municipal.
La hermana de Pedro, Mirta Vence relató a NORTE lo sucedido el jueves 15 de enero, en horas de la noche, a partir de las 22. “La policía local se encontraba haciendo un control de vehículos en la entrada del pueblo. Pedro salía de La Verde para regresar a su casa en La Escondida. Es detenido por el control, le piden documentos del auto, se los entrega todos y entre esa documentación se desliza el seguro del automotor. Ahí el policía actuante le dice: “Vos sos pesadito, yo no te pedí la patente”, recordó. Así, aseguró que Pedro se disculpó y le dijo que ese papel está con los documentos del auto, tal cual se lo presentó. El policía no habría aceptado su explicación, comenzando una agresión verbal.

Ante esta situación Pedro regresó al pueblo y se dirigió a la comisaría para poner en conocimiento del comisario la actitud del policía. “Ya para esas instancias, un policía en moto se le adelantó y fue a la comisaría”, dijo su hermana. Cuando él llegó, no lo dejaron hablar; lo tomaron del brazo y lo detuvieron, sin mediar explicación alguna: “Lo llevaron al hospital para que lo revise un médico, atendiéndolo el doctor Ariel Villalba, quien da su informe del buen estado del detenido”, agregó.

Así continuó: “Al regresar a la comisaría, en el patio interno, es brutalmente golpeado por policías. Según vecinos, los gritos se escuchaban desde la calle”. A esta altura se hizo presente su hermana Mirta, quien lo encontró encerrado en un pequeño calabozo, tirado en el piso y a oscuras. Logró ver a su hermano con parte de su rostro ensangrentado: “Me comentó que fue golpeado ferozmente en la cara, a la altura de las costillas y el estómago, y que sentía dolores muy agudos”, precisó.

La familia pidió la presencia de un médico, pero la policía hizo caso omiso a la solicitud. Ellos mismos van a buscar al doctor Villalba, quien se presentó acompañado por una enfermera: “La policía no nos permitió al médico realizar su trabajo. No entró al calabozo, ni tampoco lo sacaron a Pedro. La enfermera intentó hacer su trabajo, pero detrás de la reja y a oscuras no lo logró. Acto seguido el doctor se retira dejando su segundo informe, que se desconoce cuál fue, porque no revisó a Pedro”, dijo.

Ante estos hechos, la familia solicitó un abogado para que Vence sea retirado de esa comisaría y trasladado a la de Puerto Tirol. Allí, el detenido recibió buen trato y al día siguiente es trasladado a Resistencia, para luego recuperar su libertad.

Por este motivo, el intendente Héctor Grabre, fue a la comisaría a interiorizarse por el estado de Pedro, quedando shockeado al verlo cómo estaba. Vence se encuentra muy afectado y está bajo tratamiento psicológico.

A raíz de todos estos hechos y el accionar policial, el pueblo se autoconvocó y marchó hacia la comisaría pidiendo justicia, la aclaración de los hechos y alejamiento de la comisaría local de los policías involucrados.

Los pedidos

El secretario general del Sindicato de Empleados Municipales, Miguel Ángel Medina, dijo: “No estamos en desacuerdo con la policía, sino con el accionar de algunos de ellos”. Una importante columna, con el intendente y empleados municipales al frente marcharon por la avenida principal, con bombos, pitos, sirenas, grandes pancartas hasta llegar al frente de la comisaría, donde hablaron varios vecinos y se leyó un manifiesto dirigido al intendente y que le fue entregado por el padre de Pedro. En el escrito, solicitan el alejamiento del pueblo del comisario Aguilar y los policías involucrados; que en el hospital se investigue y se realice la información sumaria correspondiente al doctor Villalba por el delito de abandono de persona y mala praxis, por dejar abandonado a Pedro en el momento de encontrarse golpeado en el calabozo; que se garantice la seguridad, la paz y la tranquilidad del pueblo a partir de este momento; que cada organismo cumpla con la labor que le compete para un mejor control y una mejor convivencia en el pueblo; y que se promueva una campaña de reeducación a los funcionarios públicos, afectos de desterrar las actitudes de maltrato, ya sean físicos o verbales que conducen a hechos lamentables y daños irreparables.

Presencia de Núñez

En la columna se pudo apreciar la presencia del doctor Rolando Núñez, del Centro de Estudios Nelson Mandela de Resistencia, quien fue invitado para acompañar la marcha pacífica. Al respecto, manifestó que “estoy aquí a partir de reclamos que han planteado muchas personas en contra del intendente, la comisaría y el hospital local”.

“Seguirá en la medida en que la gente siga planteando algún tipo de reclamos vinculados con la violación de los derechos humanos, que es el contexto de donde se desempeña dentro de lo que es el Centro Mandela. No nos metemos con las políticas partidarias y en las políticas públicas, solamente en nuestra visión de los derechos humanos, que es como actuamos y señalamos nuestro punto crítico”, concluyó.

Comentá la nota