Una verdadera lástima

Luego de tantos años y siendo un proyecto que fue creciendo progresivamente y ya es parte de las escuelas e instituciones de nuestra ciudad, desde la gobernación se ha dejado cesante el mismo.
Aún con la desilusión y la pena porque el proyecto no se pueda concretar a partir de este año, pero con la esperanza, que siempre está, de que algo suceda para poder continuarlo, dialogamos con la Lic. María Teresa Tartaglia de Silvano, responsable del "Museo de la ciudad".

-¿Cómo te enterás que el proyecto no sigue durante este año?

-El 30 de diciembre, fui a Jefatura Distrital a notificarme del cese del orden técnico, junto con el cese de los órdenes técnicos que ingresaron este año a la jefatura. Uno pensaba que a lo mejor podía no renovarse pero no tenía ninguna comunicación oficial, sí la tuve el 30 de diciembre.

No pude entregar en mano de la Jefatura Regional de Mercedes, (a la cual pertenecía hasta el 2007, después me pasaron a Jefatura Distrital), ninguna evaluación en ningún proyecto que de alguna forma avalara lo que comenzaba a hacer este año hasta el 2010 con respecto a Luján y al Bicentenario. Eso no me lo recibieron, no lo pude presentar.

A mí lo que me llama la atención es que en el 2001, cuando hicimos la primera experiencia, el Director General de Escuelas actual, Oporto, vino a la muestra y se quedó encantado. En el 2005 declaró el proyecto de Interés Pedagógico Provincial; en el 2006 se me designa en el orden técnico con horas titulares del cargo de regente, sigo en el 2007, en el 2008. Tengo el proyecto presentado para trabajar en conjunto con el Complejo Museográfico Enrique Udaondo, en un trabajo de red con todas las escuelas de Luján, oficiales y privadas, en donde era el camino del Bicentenario, donde tomábamos especialmente 1810-1910-2010, en el cual los alumnos de diferentes edades se sentían protagonistas de este bicentenario.

Tengo la seguridad de que el Director General de Escuelas, no evaluó que dentro de ese cese del orden técnico estaba anulando este proyecto, el cual defendió, declaró de Interés pedagógico provincial e inclusive cuando hubo el cambio de gestión municipal, dijo que tenía interés que el proyecto continuara. A mí me llama poderosamente la atención pero no tengo forma de llegar hasta él o hasta algunos de sus asesores para, de alguna manera, defender el proyecto, porque creo que es muy valioso y me he dado cuenta porque voy a las escuelas a trabajar.

Tengo que destacar que la señora intendenta se preocupó muchísimo del tema, también el director de Educación de la municipalidad, Sr. Javier Palomeque, que ellos mismos entregaron a Scioli y a Oporto ese pre proyecto mío en mano, defendiéndolo para la continuidad. Sé que se han ocupado pero yo estoy con las manos atadas, con mucha angustia porque este trabajo ya lo habíamos empezado con muchas escuelas.

-Además es necesario destacar que se hizo un proyecto en el cual participó toda la comunidad.

-Sí, participaron los Rotary Club, la Biblioteca Ameghino, la Biblioteca José Ingenieros de Torres, prácticamente todas las instituciones de Torres porque queríamos rear-mar y presentar para el 2010 el Museo del pueblo nuevamente, sociedades de fomento, la familia de Don Juan Barnech por supuesto, y además este año se habían anotado muchas más escuelas e íbamos a extenderlo a otras escuelas e instituciones.

Era una red de trabajo que se creaba en la comunidad para poder concientizar a los lujanenses de la importancia del Bicentenario en el 2010, siendo que Luján, en 1910, en el Centenario, fue una sede importan-tísima de actividades y de trabajos que se hicieron con un álbum precioso que lo editó Don Juan Barnech. Entonces la idea era recrear ese 1910 en el 2010 y de alguna manera inaugurar el Museo de la ciudad.

-Había tiempo entonces de arreglar la vieja casona de Barnech (Esc. Media 1) hasta el 2010.

-Sí, si se conseguía el dinero y sino lo íbamos a organizar y a armar en La Cúpula o en algún sector del mismo Museo hasta tanto se reciclara la casa. Creo que existía la intención de reciclar la casa para el 2010.

-Si hubiese alguna respuesta, ¿cuándo la tendrías?, porque mientras tanto tenés que empezar con tus horas en las escuelas.

-En las escuelas comencé el 2 de enero, me tuve que reincorporar. En el cargo de regente me tocó hacer la guardia pasiva que corresponde a los cargos jerárquicos. Creo que cuando las escuelas comiencen a través de los medios a enterarse de ésto, van a reaccionar, porque el trabajo que habíamos pensado era algo que realmente les gustaba y lo habíamos pensado entre todas, entre todos armamos el proyecto.

-Entonces nos resta esperar que el Sr. Oporto recapacite.

-Hay que esperar las gestiones de la intendenta qué resultado tienen, y a mí me resta tener la esperanza de poder llegar a Oporto para explicarle que dentro de esa lista de cese está haciendo cesar el proyecto que él realmente defendió tanto. Era un proyecto como un poco de él porque también se declaró de Interés Cultural de la Provincia en el 2007.

Creo que merezco una respuesta y que me fundamenten por qué este proyecto no va a seguir.

Comentá la nota