El dia de la verdad para Grassi

Un operativo especial de seguridad fue montado hoy por agentes de la Departamental Morón de la policía bonaerense, en las calles adyacentes al palacio de Tribunales, ante la lectura del fallo por el juicio al sacerdote Julio César Grassi, previsto para las 14, que fuera denunciado por 17 hechos de abuso sexual a menores de la Fundación "Felices Los Niños" que presidía.
El operativo, que se inició pasadas las 9:00 incluye el corte de las calles adyacentes al edificio de Tribunales y el desvío del tránsito vehicular por otras vías paralelas, abarcando aproximadamente seis manzanas.

Además de la custodia permanente del propio edificio, se agregarán veinte efectivos afectados a la custodia de las partes. A la audiencia, que se iniciará a las 14:00 podrán asistir las partes y sus familiares directos.

Además se espera la presencia del Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde; de Estela de Carlotto, presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo y del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño y de Nora Schulmann, directora de ese organismo.

Para hacer un poco de memoria, el juicio que llevó al cura Julio César Grassi a sentarse en el banquillo de los acusados finalizará hoy cuando los jueces Luis Andueza, Jorge Carrera y Mario Gómez se expidan por los 17 hechos de abuso sexual y corrupción de menores denunciados por tres jóvenes de la Fundación "Felices Los Niños".

A pocas horas de escuchar la sentencia, el cura dijo que ayer pasó todo su día "de retiro espiritual" y aseguró que no puede pensar que la Justicia fallará en su contra "porque eso implicaría que ganó el mal".

El sacerdote, quien escuchará la decisión del Tribunal Oral 1 de Morón, dijo que está tenso "porque éste es un fallo importantísimo para mi vida y para la vida de la fundación".

Hoy a las 14 el Tribunal se sentará en la sala para leer la sentencia, después de haber encabezado 200 audiencias desde el 19 de agosto de 2008, hace más de nueve meses.

Los fiscales Alejandro Varela y Carolina María Rodríguez pidieron una condena de 30 años de prisión por los 17 hechos de abuso sexual, amenazas coactivas y la corrupción de menores, todos los delitos por los que fue acusado en noviembre de 2002.

El fiscal explicó que los denunciantes, Ezequiel, Gabriel y Luis tenían 9, 13 y 17 años, respectivamente "cuando fueron abusados sexualmente por el titular del hogar de Hurlingham y que además de ser víctimas de abuso fueron objeto de corrupción y amenazas por parte del saleciano".

"El delito de corrupción, que suma de 10 a 15 años de prisión, existe cuando se comprueba que el imputado ha actuado con la finalidad de torcer el normal desarrollo sexual de la víctima", explicó Varela.

La Fiscalía señaló que además el delito de abuso sexual "es calificado porque fue cometido por la persona encargada del cuidado de esos niños y adolescentes". Los jueces también decidirán si Grassi, de ser condenado, queda detenido en el momento o cuando Casación dicte la sentencia firme.

Comentá la nota