Verani solicito un debate profundo sobre coparticipación

El senador nacional Pablo Verani presentará un proyecto tendiente a lograr una mayor distribución de recursos desde la Nación a las provincias.
El proyecto apunta a que se discuta un nuevo marco de distribución, que les permita a las provincias argentinas contar con mayores recursos en un marco de crisis tal como el que se avizora.

La iniciativa será complementaria de otro proyecto presentado por Verani el año pasado, que planteó la necesidad de que el Estado nacional cumpla con el envio a los estados provinciales de por lo menos el 34 por ciento de los recursos que recauda y que legítimamente les corresponde a las provincias, que desde el 2002 a la fecha se vieron fuertemente perjudicadas.

Verani destacó que no son tiempos de discusiones coyunturales, es el momento de avanzar en debates de mayor profundidad, proyectando acciones concretas que propicien una mas justa y equilibrada distribución de ingresos fortaleciendo el verdadero modelo federalista que Argentina necesita, por supuesto, sin desconocer el contexto global de recesión, que directa o indirectamente tendrá su impacto en las provincias y las economías regionales.

El proyecto a presentar planteará una discusión respecto a la necesidad de aumentar ese piso del 34 por ciento de reparto, de manera de garantizar una mayor distribución de los recursos tributarios totales de la Nacion hacia las provincias.

“Hay una deuda pendiente de Nación con las provincias, una deuda histórica que debe ser saldada en beneficio del desarrollo del país” señaló Verani, puntualizando que viene trabajando sobre esta temática desde el inicio de la gestión como senador.

“Esta es mi preocupación, por no decir obsesión, desde que asumí con orgullo la banca de senador por la provincia de Rio Negro” dijo.

Remarcó en este sentido que “no estoy pidiendo a Nación nada que no corresponda, nada extra ni fuera de la ley. Simplemente estamos pidiendo que se garantice a las provincias el envío de recursos que legítimamente les corresponde”.

Recordó que el Presupuesto 2009, pese a nuestros reclamos, plantea una distribución real de recursos recaudados por la Nación del 24,3 %, por lo que le remitirían a las provincias unos 80 mil millones de pesos, sobre los más de 330 mil millones que se estima estaría recaudando el Estado nacional, numeros que seguramente deberemos revisar dada la actual crisis. Es decir, se estaría muy lejos de cumplir con la ley de Coparticipación vigente, en donde se establece que como mínimo debe distribuirse a las provincias el 34% de la recaudación de los recursos tributarios nacionales.

Sostuvo que las provincias, tomando esos porcentajes, tendrían que haber recibido el año pasado unos 30.400 millones de pesos más que lo que efectivamente obtuvieron durante 2002-2007, y si ajustamos este monto por CER, el monto no transferido a las provincias asciende mas 40 mil millones de pesos.

Remarcó que existe en la relacion finaciera entre Nación y las provincias un trato desigual histórico, en donde se han planteado diversas instancias y escollos hacia un entendimiento, pero siempre con efectos devastadores para las provincias y las economías regionales. A modo de ejemplo mencionó la forma en que Nacion redujo su deuda en forma significativa, declarándose insolvente, estableciendo una quita del 75%, no dando lugar a los reclamos de quienes quedaron fuera del canje, ni al Club de Paris.

Pero las provincias vivieron una situación muy distinta, en 2002 18 provincias aceptaron el canje de sus deuda por bonos BOGAR, no recibiendo quita alguna de capital. El Gobierno Nacional se transformó en el principal acreedor de las provincias, la deuda consolidada provincial pasó de $68 mil millones a $93 mil millones en el 2008.

Remarcó Verani que “tuvimos cinco años de crecimiento y recaudación tributaria record en el pais, las provincias argentinas no solo no redujeron sus deudas, sino que a pesar de los cuantiosos pagos realizados, aumentaron su stock de deuda con el Estado nacional en aumento. Nación nos indexa la deuda y no nos paga lo que legítimamente nos debe”.

Se produce una situación dispar, “en donde asistimos a la necesidad de solucionar estos grandes temas que hacen a la República. Hablamos de distribuir tal o cual impuesto, pero no vamos al fondo del problema, a solucionar de una vez esta gran deuda federal que soporta el mal llamado “país del interior”.

Resaltó que se sigue dilatando, luego de 14 años, el debate por la sanción de una nueva ley de coparticipación federal.

En este contexto, Verani dijo que históricamente las provincias vienen soportando una situación permanente de asfixia financiera. Una situación que viene advirtiendo desde varios años, y así lo manifestó recientemente, durante el tratamiento del presupuesto nacional 2009 en el Senado de la Nación.

“No nos podemos dar el lujo de seguir dilatando este debate sobre la distribución de recursos entre la Nación y las provincias. Menos ahora, en donde en un contexto globalizado, los efectos de la crisis en los países llamados industrializados, marcaràn, tarde o temprano, a nuestras provincias y a sus economias regionales”, concluyó.

Comentá la nota