Verani pidió medir la eficiencia del gasto en el Poder Judicial

El ministro de Hacienda, Pablo Federico Verani, pidió a los jueces medir la eficiencia del gasto en el Poder Judicial a través de indicadores certeros del servicio que se presta a la comunidad y abrir la información porque "quizás el presupuesto está, pero mal aplicado".
El Ejecutivo provincial y el Poder Judicial mantuvieron diferencias en los últimos años respecto a la asignación de recursos y el último presupuesto 2009 se recortó en más de 60 millones de pesos la proyección solicitada por la Justicia –que ascendía los 223 millones de pesos- y que finalmente se le otorgó 161 millones.

El titular de la cartera de Hacienda provincial disertó en el panel de "Formulación y negociación de presupuestos judiciales" ante medio centenar de autoridades judiciales de diversas provincias y países de las Américas donde propuso una forma de hacer más efectivo el gasto del presupuesto judicial a raíz de determinar con indicadores la prestación del servicio y la eficiencia.

Verani consideró que la muestra de indicadores de la Justicia y la apertura de información forman parte de una decisión política que se debe adoptar para "mejorar la asignación del recurso en el gasto judicial", y una vez esta definición sería factible entrar en el debate de la autonomía financiera y consecuentemente comenzar un camino que mejore el servicio al ciudadano.

En una comparación con otros estamentos del Estado y la permanente disputa por los presupuestos, el ministro rionegrino señaló que "quizás el presupuesto está, pero mal aplicado" y graficó con un ejemplo del ámbito educativo al precisar que en Río Negro según los análisis de los índices obtenidos del presupuesto consolidado se llegó a la conclusión de que el 30% de los salarios docentes son suplencias : "esto nos indica que el dinero está mal gastado y eso es lo que tenemos que mejorar", remarcó.

En este sentido el ministro apuntó a que no le es preocupante los altos niveles de gasto en personal, como sucede actualmente con el presupuesto rionegrino, sino que "el problema es si el ciudadano está conforme con ese servicio que brinda el Estado".

El ministro sugirió aplicar en la órbita judicial la formulación de indicadores como existen en otras dependencias del Estado por la cual se puede conocer cuál es el costo de una consulta médica en los hospitales públicos o cuánto cuesta solventar un portero en una escuela.

Apuntó a conocer a través de indicadores cuánto es el gasto del Poder Judicial por habitante con detalles como la inversión por juez, por sentencia o expedientes analizados anualmente en ese organismo, con el objetivo de optimizar los recursos financieros.

Verani planteó el debate de definir si la Justicia es considerada un bien indelegable del Estado y recordó que existen "limitaciones" al momento de formular los presupuestos debido a la relación financiera de las provincias con la Nación.

El presupuesto provincial tiene una fuerte dependencia de los recursos nacionales debido a que de sus ingresos alrededor del 65% provienen de ese origen, un 25% de recursos provinciales con los impuestos y un 10% de regalías hidrocarburíferas.

Mientras que el gasto en un 60% promedio se destina a salarios, otro alto porcentaje se transfiere a los municipios y un resto mínimo queda para los gastos de inversión de proyectos.

"Muchas veces los ministros de Hacienda somos reticentes a esta asignación específica de recursos que se plantea porque en definitiva la autonomía financiera se intenta lograr a través de propuestas de un porcentaje sobre el gasto total, sobre el gasto corriente, sobre las rentas generales y nos oponemos a eso porque nos quita capacidad discrecional de decisiones", dijo Verani.

Comentá la nota