Veranear en la costa atlántica será un 35 por ciento más barato que hacerlo en Brasil

Desde el Gobierno bonaerense confirmaron que "esta temporada de verano el destino más conveniente volverá a ser la costa atlántica". La diferencia estará fundamentalmente en el valor de los alquileres y los pasajes en avión.
LA PLATA (C).- Frente al inicio de la temporada estival, el gobierno provincial ratificó que veranear en la costa atlántica será más barato que hacerlo en las playas de Brasil. "Veranear en el sur de Brasil será un 35 % más caro que hacerlo en las playas de la provincia ", dijo el secretario de Turismo bonaerense, Germán Pérez, y agregó que "esa brecha se puede ampliar si tomamos Río de Janeiro o las playas del norte".

Para reafirmar la conveniencia de vacacionar en la costa local en lo que será la primera temporada después del estallido de la crisis internacional, la Provincia se basó en un relevamiento realizado por la consultora independiente Reporte Inmobiliario que confirmó que a pesar de la devaluación del real, las playas bonaerenses siguen siendo más baratas que Brasil.

El informe de seguimiento inmobiliario arroja como resultado que existe una diferencia de alrededor de 700 dólares por el alquiler, durante una quincena, de un departamento en la costa atlántica y uno en Brasil.

Los costos

Según el estudio, un inmueble de tres ambientes, de categoría media superior, bien equipado, con cochera y a 300 metros del mar en Mar del Plata, Pinamar, Villa Gesell o San Bernardo costará, por los primeros quince días de enero, un promedio de 1.300 dólares. En cambio, en la costa brasileña por un departamento similar en la misma época, habrá que pagar 2.000 dólares.

Otra de las variables que enumeró Pérez para definir al conveniencia de la costa por sobre las playas de Brasil, es el incremento que se dio en los pasajes aéreos. "La depreciación del real también se compensa por el costo de avión", aseguró el funcionario.

Optimismo

Por otro lado, los diferentes sectores ligados al turismo coinciden en que el incremento en la costa con respecto al año pasado será, al igual que en el resto del país, de entre el 10 y el 20%.

De todos modos, según la Secretaría de Turismo, en los últimos dos meses se registró una estabilización de precios que hace prever se mantendrá durante todo el verano.

Sobre el alojamiento, Pérez reconoció que "si bien el nivel de reservas locales está todavía por debajo del año pasado, confiamos en revertir esta situación ahora que se despejan las dudas sobre los precios".

Comentá la nota