Las ventas de mayo tuvieron un leve repunte respecto de abril

Un informe de CAME considera que el último mes podría haber marcado el piso en el retroceso que vienen exhibiendo las ventas minoristas. La situación es similar en el mercado local, según la UCIP.

Las cantidades vendidas por los comercios minoristas retrocedieron 10,5% en mayo 2009 frente a igual fecha de 2008, lográndose sin embargo un repunte mensual de 1,1% en relación a las ventas de abril.

Así lo informó Confederación Argentina de la Mediana Empresa -CAME- en un informe en el que además considera que dicho repunte mensual "marca un posible piso en el retroceso que vienen exhibiendo las ventas desde hace 9 meses consecutivos".

Según el trabajo, en la comparación interanual los dos únicos rubros que escaparon a la caída fueron ‘Alimentos y Bebidas’ y ‘Farmacias’, que finalizaron el mes con los mismos volúmenes físicos de ventas que en mayo de 2008. En los 21 rubros restantes, en cambio, se produjeron retrocesos interanuales fuertes pero más suaves que los registrados en abril.

En lo que hace al mes anterior, casi todos los rubros lograron superar las ventas en cantidades. Las excepciones las aportaron los sectores de ‘Electrodomésticos’ e ‘Inmobiliarias’, que aún no logran detener la caída.

Aunque se trata de un relevamiento realizado por CAME nivel nacional, el titular de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción de Mar del Plata -UCIP-, Raúl Lamacchia, afirmó a LA CAPITAL que la situación del mercado marplatense "es muy similar"

Los más golpeados

La caída más importante del mes se registró en el rubro ‘Electrodomésticos’, donde se concretaron muy pocas operaciones. En efecto, mayo finalizó con un retroceso de 21% en las cantidades vendidas frente a igual mes del año pasado.

El informe explica que "ni siquiera hubo una venta destacables de estufas durante las primeras olas de frío, que es la suelen impulsar al público a comprar artefactos de calefacción".

Al analizar este fenómeno, la organización aclaró que "la gente en los últimos años renovó la mayor parte de su plataforma de electrodomésticos y es natural que en épocas de crisis o incertidumbre, se produzca un nuevo alargamiento en esas renovaciones. Además, existe una importante resistencia a tomar deuda: por el contrario, la mayoría de las familias ha optado por desendeudarse".

Otro rubro muy golpeado fueron las ‘Inmobiliarias’. El informe explica que "la venta de inmuebles se frenó porque los propietarios no están dispuestos a bajar precios pero los compradores confían en que finalmente bajarán, por lo que se mantienen a la espera de esa caída antes de comprar".

Los más afortunados

Entre ellos figuraron las farmacias, que mantuvieron sus ventas en los mismos niveles del año pasado en gran parte gracias a la demanda de antigripales y termómetros frente al temor generado por la llegada de la gripe porcina a la Argentina.

En ‘Alimentos y Bebidas’ la venta también se mantuvo en los mismos niveles del año pasado. Sin embargo, el informe aclara que "se está comparando contra un mes muy malo como fue mayo 2008, donde la crisis del campo produjo escasez de muchos alimentos y dificultó el abastecimiento". De todas maneras el informe detectó que "los comercios de barrio dejaron de perder clientes frente a las grandes cadenas, como sucedió en los últimos meses a partir de las promociones lanzadas por esas bocas de expendio".

Niveles intermedios

En ‘Indumentaria’, la caída interanual de las cantidades vendidas fue 10,7%, menor a las tasas que se venían registrando en los últimos meses, sobre todo en abril cuando las ventas tuvieron una caída interanual cercana al 20%.

En este sentido el trabajo considera que "ayudó el cambio de clima, que reactivó la venta de ropa invernal. Igualmente los comercios debieron salir a liquidar mercadería y tentar al público con ofertas cuantiosas para atraerlo".

No le fue tan bien al rubro ‘Calzados’, donde las cantidades vendidas se retrajeron 13,4% frente a mayo 2008. El frío no alcanzó para hacer repuntar la venta de calzado invernal, porque el público se resistió a desembolsar sumas superiores a los 100 ó 150 pesos, que son los valores que en general se requieren para adquirir esos productos.

Comentá la nota