Las ventas de 0 km crecieron 20% en la ciudad

Si bien la comercialización registró en septiembre una baja del 1,5 por ciento respecto del mes anterior a nivel nacional, en Santa Fe se incrementó. Respecto a los usados, hubo menos ventas

Diario UNO consultó a algunos concesionarios de autos nuevos y usados de la ciudad de Santa Fe para analizar la situación que está atravesando el mercado en este rubro. En la ciudad se registró un aumento en la comercialización de autos cero kilómetros, que oscila entre el 15 y el 20 por ciento en el último mes. Pese a que las ventas de vehículos en distintos puntos del país registraron en septiembre una baja del 1,5 por ciento respecto del mes anterior, en Santa Fe se produjo la excepción.

“Las ventas varían según la situación particular de cada una de las concesionarias. No obstante la tendencia marca una caída en las ventas a nivel nacional de vehículos cero kilómetros. Anticipándonos a toda esta situación anormal y de transición, salimos con precios muy agresivos al mercado, redoblando nuestros esfuerzos, logrando así en septiembre, aumentar un 20 por ciento las ventas con respecto al mes de agosto”, expresó Juan Ricardo Artigues, director comercial de Escobar Santa Fe.

“Cuando comenzó el mes de agosto, pensamos que íbamos a entrar en una meseta, pero logramos un aumento paulatino con planes muy agresivos, con bonificaciones especiales que permiten comprar un auto igual o más barato que en el mes anterior. Esto es importante, si tenemos en cuenta que todos los vehículos aumentan mes a mes entre un uno y dos por ciento dependiendo los modelos”, continuó Artigues.

“La idea de este año era llegar a una base entre 610 mil a 670 mil cero kilómetros vendidos en todo el territorio nacional. Pero cuando se hizo este diagnóstico no se sabía lo que iba a pasar con el país. En este momento, se estima terminar el año con 615 mil autos como techo de ventas. No obstante es un aumento significativo con respecto a las ventas del año pasado, marcando un aumento del 12 por ciento”, subrayó.

Por un lado, el auto es un bien deseable y por el otro, se considera permanentemente una inversión. “En un país que tiene pequeñas y medianas inflaciones, la gente tiene la idea de que luego de usar su auto, al cabo de dos o tres años lo va a reponer por un valor razonable. No obstante, si se hubiera quedado con el dinero, en ese período y a moneda constante, no le alcanzaría para comprar un cero kilómetros”, explicó el director comercial de Escobar.

Con respecto al tema, Alejandro Sorgi, gerente de ventas de Valmotors, apuntó: “En septiembre superamos las ventas de agosto en un 10 por ciento. Desde mi punto de vista, la gente está moviendo dinero que no quiere invertir en los bancos. Tuvimos operaciones con crédito, pero en muy bajo porcentaje en relación a las ventas”.

Cambio de conducta

“En Santa Fe hay dos líneas de acción”, subrayó Juan Ricardo Artigues. “Una es la gente que siempre compra usados hasta que ve la posibilidad de adquirir un auto nuevo. Otras personas, cada dos o tres años, recambian sus cero kilómetros”.

Hubo un cambio de conducta total de la población en general luego de la crisis de 2001. “La pérdida de dinero en el banco hizo que la gente se dedique más al presente, a disfrutar de los bienes hoy y no en un tiempo futuro”, explicó.

“Hay una concientización de la gente de comprar autos más seguros, equipados con mayor tecnología. Hoy la seguridad que te daba un auto de alta gama, se ha ido trasladando a los modelos más económicos. También la gente busca el confort. Hoy en día un santafesino no compra un auto si no tiene aire acondicionado. Se va poniendo cada vez más exigente la gente con la visión de vivir la vida hoy”, finalizó el director comercial de Escobar Santa Fe.

Por su parte, Alejandro Sorgi de Valmotors, aseguró que aunque mucho tenga que ver la gama de productos que se ofrece, tanto jóvenes como adultos optan por comprar un cero kilómetros.

En Entre Ríos

En los últimos 15 días creció la venta de autos cero kilómetro en la cuidad de Paraná.

Por otra parte, la compra de vehículos también se asume como un ahorro por parte de los ciudadanos, según confirmaron desde las concesionarias de esa ciudad.

Para tener en cuenta

20% Fue el aumento que se registró en las ventas de vehículos cero kilómetros en la ciudad de Santa Fe. En Paraná, también se registró un incremento muy importante en el rubro.

Una inversión

La mayoría de las firmas de autos usados en la ciudad coinciden en que la venta en el rubro bajó considerablemente. El efecto se debe en parte a una merma a nivel nacional. Según la Cámara de Comercio del Automotor, en el país, las ventas de autos usados cayeron 15 por ciento en agosto, respecto del mismo período de 2007, en lo que fue el segundo peor mes de lo que va del año, como consecuencia de la desconfianza de los compradores por las turbulencias económicas del país. Las ventas en septiembre no fueron la excepción a las de agosto.

Se exportó un 17% más de vehículos

Argentina exportó en septiembre pasado 38.591 autos, un 17,2 por ciento más con relación a igual mes de 2007, mientras que la venta en concesionarias sufrió una caída del 1,5 por ciento en el último mes.

La Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) precisó en un informe que durante los nueve primeros meses del año se exportaron 267.844 automóviles, lo que representa un alza interanual del 23,2 por ciento.

La producción argentina de automóviles fue de 62.944 unidades en septiembre, un 26,2 por ciento por encima del noveno mes de 2007, explicó Adefa.

En los primeros nueve meses del año la fabricación se incrementó hasta las 469.546 unidades, con un alza interanual del 23,8 por ciento.

Sin embargo, las ventas en concesionarios registraron en septiembre una baja del 1,5 por ciento respecto del mes anterior, en momentos en los que la industria percibe una menor demanda provocada por la crisis financiera global.

De hecho, la automotriz francesa PSA Peugeot Citroën y la estadounidense General Motors (GM) comenzaron a restringir su producción en la Argentina.

El cambio de escenario internacional, que ya comenzó a impactar en el mercado doméstico, probablemente provoque que las automotrices instaladas en la Argentina no puedan cumplir con su promesa de producir 600.000 unidades este año.

Comentá la nota