Las ventas cayeron entre un 20 y 25 %

Gabriel Fuente atribuyó el fenómeno a la recesión general y a la merma en la actividad agropecuaria. También dijo que se han generado problemas en el aspecto impositivo en los pequeños comerciantes de Tandil.
Esta situación se da por la realidad que atraviesa el campo y la industria, la recesión económica y la incertidumbre generada en torno a las próximas elecciones. Indicaron que el panorama es grave porque el incremento de los costos no se puede trasladar al precio final.

El presidente de la Cámara Empresaria de Tandil, Gabriel Fuente, señaló que en el último tiempo bajaron significativamente las ventas en los comercios.

El dirigente dijo que esta situación ha generado serios problemas impositivos ya que muchos, por la baja rentabilidad, no pueden hacer frente al pago de sus compromisos.

En diálogo con LA VOZ, Fuente, explicó: "Hoy por hoy, de acuerdo a lo que nos han manifestado algunos afiliados, las ventas han caído entre un 20 y un 25 por ciento. De todas formas, depende del rubro y de la particularidad de cada comercio, porque aquellos que son más grandes, a través de diferentes promociones, están siendo menos afectados".

El dirigente sostuvo que a esta situación se llegó por varias circunstancias. La primera está relacionada con la economía real, otra con el efecto climático que afectó a nuestra región y resintió al campo, el parate industrial y, por último, la incertidumbre que viene desde hace unos meses generada por las próximas elecciones.

Al mismo tiempo dijo que no se pueden hacer especulaciones sobre los próximos meses, "para eso habría que tener la bola de cristal y la lechuza, cosa imposible. Dado el clima preelectoral que se vive actualmente, es imposible saber lo que puede llegar a pasar en el futuro inmediato".

Como se ha informado en más de una oportunidad, en Tandil se vienen produciendo despidos y suspensiones que afectan a casi mil trabajadores de la industria metalmecánica. Esta situación también agrava la actividad comercial ya que la cadena de pagos se interrumpe o se posterga.

Fuente agregó que en el sector metalúrgico se suele ver en seguida el efecto recesión, a través de la suspensión de la actividad. Sin embargo, hay otros sectores que comienzan a ver afectada su actividad, como son los pequeños comercios, que paulatinamente han sentido como han ido disminuyendo las ventas y eso se ve con el atraso en el pago de las cuestiones impositivas. Tal es así, que actualmente a nivel nacional este tema está siendo tratado por varias Cámaras para ver que solución se le puede dar.

"Sabemos que la cuestión impositiva está generando una gran presión entre los comercios, que afecta a los más pequeños, no sólo de nuestra ciudad sino también en otros distritos porque ha sucedido en muchos casos que cuando el comerciante quiere acordar tiene las cuentas embargadas y no puede operar más", señaló Fuente.

Asimismo, respecto a la caída del 20 % en las ventas, el dirigente señaló que "a lo mejor para algunos empresarios no es un número significativo, pero si a eso le sumamos el incremento de los costos, ya sea en energía, impuestos y costos laborales, la situación es más grave aún porque todo eso no se puede trasladar al precio final porque la demanda no lo puede absorber".

El empresario dijo que de continuar la baja en las ventas, habrá varios comercios de nuestra ciudad que verán gravemente dañado su funcionamiento.

Comentá la nota