Con la ventaja, Estudiantes se siente en un terreno bastante firme.

Tras el 1-0 en el primer partido, hoy, a las 19.30, recibirá a Defensor, en el estadio Ciudad de La Plata, pese a la polémica por el estado del campo.
El aplomo será fundamental para administrar la ganancia que Estudiantes se trajo de Uruguay, en el primer partido ante Defensor. Hoy, a las 19.30, con el arbitraje del colombiano Oscar Ruiz y ante el delirio que impondrán cerca de 50.000 hinchas, el equipo dirigido por Alejandro Sabella buscará la clasificación con la tranquilidad de que un empate lo dejará en la próxima etapa. Precisamente, en las semifinales, ya espera Nacional, también de Uruguay, que anoche igualó 0 a 0 con Palmeiras y que se valió del 1-1 en Brasil para clasificarse.

La ventaja que Estudiantes consiguió en Montevideo le da un aire importante. El conjunto pincharrata se impuso por 1-0 en el primer partido, con gol de Leandro Desábato, y se respalda sobre ella en un pico de máxima confianza y de confiable marcha en el Clausura. Sin embargo, muchos no se fían y miran de reojo a Defensor, que en la etapa anterior se clasificó en la mismísima Bombonera, donde venció por 1 a 0 a Boca, que hubiese avanzado incluso con un empate luego del 2-2 que los xeneizes habían conseguido como visitantes.

Cada pieza está en su lugar para Sabella. Si bien en un principio se especuló con la presencia de Gastón Fernández en la delantera, el uruguayo Juan Manuel Salgueiro se quedó con el puesto y acompañará a Mauro Boselli. Así, la formación será la misma que venció a Godoy Cruz por 1-0, el sábado pasado, en Quilmes, con la inclusión del arquero Mariano Andújar, que descansó ante los mendocinos tras su participación en las eliminatorias con el seleccionado argentino.

Defensor podría facilitarle las cosas a Estudiantes, al menos en los papeles, claro. El entrenador Jorge Da Silva no confirmó la formación, pero pondría varios suplentes. El conjunto uruguayo se consagró campeón en el Clausura y jugará una final con Nacional para determinar el título de la temporada. Así, ante la desventaja en la Copa y el inminente desafío en Montevideo, reservaría varias piezas. Una cosa es segura: no estarán Sebastián Ariosa, con un fuerte estado gripal, ni Jorge Curbelo, suspendido. "Estamos tranquilos, Estudiantes hizo una diferencia, pero tal vez podamos dar la sorpresa como lo hicimos en la Bombonera", consideró Da Silva.

También habrá que prestarle especial atención al estado del campo de juego y a su controvertida elección. A último momento se hicieron trabajos especiales para recuperar el césped, deteriorado por el recital que dio el grupo de rock La Renga, el 30 del mes pasado. Incluso, se pensó en un cambio de escenario y hasta se habló de Boca o Racing como eventuales alternativas. Al final, tras una reunión entre los futbolistas, el cuerpo técnico y los dirigentes se eligió mantenerse en La Plata para facilitarle el acceso al público local y porque no se lograría el mismo clima de efervescencia en otras canchas.

El ingeniero Daniel Spósito, que asesora a la firma Greenkeepper, a cargo del mantenimiento del terreno, aclaró: "Hay césped, pero hubo que resembrarlo y, en esta época, el crecimiento se demora. De todos modos, se hizo un buen trabajo y se logró una mejora considerable".

"La cancha no está del todo bien, pero ahora sólo tenemos que pensar en jugar lo mejor posible y en clasificarnos para las semifinales. Jugamos en este estadio por la gente. Estamos frente a un equipo; tiene la clásica garra charrúa y lo demostró al ganarle de visitante a Boca. Pero Estudiantes ya demostró que tiene experiencia en este tipo de partidos y está muy mentalizado para este encuentro", comentó Sabella.

Se espera una fiesta en el estadio Ciudad de La Plata, que se verá colmado por cerca de 50.000 personas. La venta anticipada se llevó 20.000 entradas y está noche la cancha estará repleta, como en los viejos tiempos de gloria pincharrata . Para evitar las demoras, el Coprosede les sugirió a los hinchas presentarse con tiempo, ya que las puertas se abrirán dos horas antes del comienzo del partido. Estudiantes entró en una etapa decisiva en uno de los torneos más caros para sus sentimientos. Se vibra, se palpita como antes, como siempre, con el imborrable recuerdo de aquellas vueltas olímpicas en 1968, 1969 y 1970.

* Ante Colón, el domingo, a las 13, en La Plata

En otra reunión entre el plantel, el cuerpo técnico y los dirigentes de Estudiantes se determinó que el partido ante Colón, por la 18» fecha del Clausura, finalmente se jugará el domingo próximo, a las 13, en el estadio Ciudad de La Plata. Por el mal estado del césped se había pensado en disputarlo en Quilmes, tal como sucedió en la victoria ante Godoy Cruz por 1-0, el sábado pasado.

Comentá la nota