La venta de usados cayó 13% en Córdoba en el primer cuatrimestre

La performance de la provincia fue mejor que a nivel nacional debido a que las agencias realizaron propuestas accesibles, los precios se acomodaron notablemente y la mayoría ofrece financiación acorde al mercado actual, según explicaron desde la Cámara del Comercio Automotor de Córdoba.

El mercado automotor muestra altibajos mes a mes y no logra encontrar un equilibrio, al menos en lo que va del año. En el caso de la comercialización de unidades usadas, en abril se registró una retracción de casi 16 por ciento en Córdoba comparado con el mismo período del año anterior y 2,1 por ciento por debajo del tercer mes, de acuerdo a los datos de la Cámara del Comercio Automotor (CCA).

A nivel nacional, en tanto, disminuyeron 25,5 por ciento (100.554 unidades) comparado con igual mes de 2008 (126.105 unidades) y abril contra marzo, -1,8 por ciento; performance levemente superior a la conseguida en Córdoba.

En el primer cuatrimestre, en la provincia mediterránea se vendieron 50.653 unidades, frente a las 58.263, 13 por ciento menos que en los primeros cuatro meses de 2008.

A nivel nacional, los números son más negativos: 409.230 versus 482.877 vehículos; es decir, una disminución del 18 por ciento.

Córdoba fue en el cuarto mes del año el tercer mercado en importancia, después de Buenos Aires (38,51 por ciento) y Capital Federal (12,69 por ciento), con la cual compiten por el segundo y tercer lugar en el ranking.

Si bien la caída de la cantidad de operaciones fue significativa en el primer cuatrimestre del año en la provincia, es casi 10 puntos menor que a nivel nacional y que Santa Fe, una jurisdicción con un mercado similar al cordobés. "La menor retracción se debe a que las agencias realizaron propuestas accesibles, los precios se acomodaron notablemente y la mayoría ofrece financiación acorde al mercado actual", señaló Sebastián Parra, presidente de la Cámara del Comercio Automotor de Córdoba (CCAC), al tiempo que añadió que Córdoba mantiene la baja estimada a fines del año anterior como consecuencia de la crisis. No obstante, reiteró la necesidad de contar con líneas crediticias más blandas para atraer mas clientes.

Por su parte, el titular de la CCA, Alberto Príncipe, se mostró más pesimista: "Si pensábamos que marzo había marcado el techo en la caída de venta de autos usados, nos equivocamos. El 25,5 por ciento de baja del mes de abril comparado con igual mes de 2008 es alarmante. Si las proyecciones que hacíamos para 2009 rondaban las 1.120.000 unidades; es decir, un 20 por ciento menos, también estamos en un camino incorrecto".

Al respecto, señaló que "nuestro sector no está ajeno a la problemática del mercado de autos 0 km ni tampoco escapa a la realidad por la que pasan las diferentes empresas de otros rubros. Hoy nuestra realidad pasa porque nuestros comercios están tapados de autos; no hay ventas; no tenemos financiación y la gente retrajo de tal manera la compra de vehículos -ante la incertidumbre se vuelca al dólar- que nuestras estructuras tambalean cada día que pasa".

Al igual que Parra, insistió en "líneas de créditos blandos para ofrecer al público y mostramos con datos que la presión tributaria, en estos momentos, es terrible. En ambos casos no tuvimos respuesta. Nuestro sector se deteriora -en todo el país- y el panorama cada vez se oscurece más". Si bien los resultados del plan implementado por el gobierno nacional para adquirir unidades nuevas fueron limitados, desde las concesionarias entienden que permitió incrementar el movimiento en los comercios, que estaba retraído a raíz de la crisis y la incertidumbre reinante.

Comentá la nota