La venta de psicotrópicos es el 15% del total de las farmacias

Junto con el alcohol y el tabaco encabezan el listado de adicciones "mendocinas". El 7% consume marihuana El fallo de la Corte Suprema sobre la ilegalidad de la detención de las personas que consuman marihuana en ámbitos privados reavivó el debate sobre el consumo de drogas en nuestro país. En la provincia, el mayor porcentaje de personas adictas está dado por aquellas que ingieren alcohol, son fumadoras o consumen psicotrópicos, en desmedro de la marihuana, la cocaína u otros estupefacientes.
En el caso de los medicamentos que están relacionados con el sistema nervioso, desde el sector farmacéutico precisaron que la venta de estos productos representa cerca del 15% del total, y estimaron que la mitad de la población adulta los consume.

Según una estimación del Sedronar, sólo cerca del 7% de la población consume marihuana (cuyo carácter adictivo es discutido por algunos especialistas). "Específicamente la cannabis no lo es. Pero, además, el número de adictos a las drogas no pasa del 3%", detalló Miguel Conocente, ex titular del Plan Provincial de Prevención de Adicciones. "La mayoría son usuarios no comprometidos con la sustancia", detalló el experto.

Desde el Ejecutivo indicaron, en cambio, que del total de personas que se atienden en los centros de rehabilitación provinciales, la mayoría llega por el consumo de marihuana. "De todas formas, las adicciones frecuentes de los pacientes son 4: cocaína, marihuana, inhalables (como pegamentos con tolueno) y psicofármacos", explicó Mauricio Vezzoni, actual titular de Prevención Adicciones de la provincia.

El consumo de psicotrópicos (en especial ansiolíticos) es considerablemente alto en la provincia: cerca del 15% de las ventas de las farmacias implican estos productos. "Estimamos que casi la mitad de los adultos los consumen. Pero sólo se dan bajo prescripción médica, por lo que si se siguen las indicaciones del profesional, no tiene por qué haber problemas", argumentó Jorge Jakubson, vicepresidente del Colegio de Farmacéuticos.

La noche y los boliches conocen el furor de las jarras con alcohol y barbitúricos (frecuentemente robados del botiquín de mamá). "Hoy, muchos chicos mezclan, lo que tiene un resultado letal", contó Marcelino Altamirano, creador de la casita Puente Afectivo, que recibe a chicos que consumen drogas. Otro de los "cócteles" más peligrosos es el que incluye cannabis y cocaína, conocido popularmente como "nevado".

El consumo de drogas, según éstas prácticas indican, parece estar más arraigado en los jóvenes, afirmación que corroboraron desde el Gobierno. "El 70% de los adictos en rehabilitación tiene entre 14 y 28 años", explicó Vezzoni. La relación drogas-juventud, en cambio, fue desechada por Conocente. "Las principales adicciones en Mendoza son los psicofármacos, el tabaco y el alcohol. La cocaína y la marihuana están muy lejos, lo que pasa es que el tratamiento a la hora de analizar cada enfermedad es completamente distinto", opinó el ex funcionario provincial.

La dificultad para abandonar las sustancias legales también pone en tela de juicio la buena reputación de estos productos en relación a las drogas. "La mayoría de los fumadores fracasa en su primer intento por dejar el cigarrillo", comentó Conocente.

El grado de información acerca de los efectos nocivos no siempre impide el consumo de estos productos. "El que se prende un pucho sabe que daño se va a producir", opinó Conocente.

Respecto de la marihuana, uno de los aspectos en que los expertos coincidieron es en señalarla como la "puerta de entrada" al consumo de otras drogas de efectos más poderosos y nocivos. "Además, se la suele mezclar con alcohol u otras drogas", afirmaron.

Los consumidores seguirán siendo detenidos

El fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación no modificará el accionar de la policía frente a un caso de tenencia de marihuana para consumo personal. Estas personas seguirán siendo detenidas y se les iniciará un proceso judicial. "La diferencia es que se supone que ahora la mayoría de los jueces fallará en consonancia con lo que dictaminó la Corte, pero esto podría no ser así", indicó Miguel Conocente, ex funcionario provincial e integrante de la organización provincial Dicere. "Lo que se entiende es que si otro caso llega a esa instancia, se fallará de la misma manera, porque ya se sentó precedente", dijo el especialista.

En Mendoza, en tanto, desde distintos sectores se alzaron voces a favor y en contra de la resolución tomada por el órgano supremo de la justicia nacional.

"Creemos que es importante no criminalizar al consumidor y realizar un abordaje de la problemática desde la salud y el ámbito social", dijo Mauricio Vezzoni, titular del Plan Provincial de Prevención de Adicciones. El funcionario reclamó la pronta elaboración de una nueva legislación nacional o la reforma de la actual, y explicó que la norma vigente (que cumplió 20 años) "tiene algunas imprecisiones". "Pero esto no se resuelve sólo con una ley", opinó.

Conocente dijo que "esto no cambia nada, ya que la despenalización de hecho rige desde hace mucho". "El consumidor no le presta mucha atención a las leyes", afirmó el especialista, que reclamó "mayor valoración de la ley provincial (aprobada en 2003, cuando Conocente era funcionario de Cobos), que es un ejemplo para todo el país".

El padre Rubén Laporte, cura del Barrio La Gloria, opinó que "el fallo genera problemas en el barrio, porque muchos chicos se van a ver alentados a salir a robar para conseguir drogas". El párroco alertó, además, que "si bien se consume marihuana, hay muchos adolescentes que compran paco, porque es más barato".

Comentá la nota