La venta de inmuebles cayó 25% en Córdoba el año pasado

Se escrituraron 31.577 propiedades, 10.513 menos que en 2008 y 13.511 que en 2007, según datos del Colegio de Escribanos. Inmobiliarios aseguran que la caída no fue tal. Notan una mejoría en los primeros días del año.
El mercado inmobiliario cerró el año 2009 con magros resultados. Así se desprende de los datos del Colegio de Escribanos de Córdoba, que inscribió 31.577 escrituras de compraventa de inmuebles hasta diciembre pasado, un 25 por ciento por debajo de las contabilizadas en 2008 cuando se firmaron 42.090, y un 30 por ciento menos que en 2007 (45.088).

Desde el sector salieron al cruce y aclararon que no siempre se reflejan las operaciones efectivamente realizadas con la cantidad de escrituras firmadas y registradas. Esa situación se da especialmente en los edificios nuevos o las urbanizaciones y loteos recientemente aprobadas, que son comercializados a través de instrumentos privados.

"La merma no fue la reflejada por las escrituras. El sector lógicamente sintió la crisis, en promedio se observó una retracción del orden del 20 por ciento", dijo a este medio Juan Carlos López, presidente de la Cámara de Corredores Inmobiliarios de la Provincia de Córdoba (Cacic).

Para otros corredores consultados, en cambio, la desaceleración no fue tal. "El movimiento fue similar al de 2008, en el segundo semestre se revirtió la tendencia bajista de los primeros meses", aseguraron; al tiempo que explicaron que "las operaciones realizadas en 2009 se reflejarán en las escrituras en 2011 e incluso 2012" debido a que numerosas operaciones se realizan a través de boletos, pre-venta y fideicomisos.

"Por efecto de la inflación, algunas inmobiliarias facturaron más en pesos y mantuvieron los ingresos en dólares", añadió una de las fuentes consultadas para reflejar la realidad del sector, aunque reconoce que 2009 fue complicado para la economía en general. Si bien es real la demora de los trámites de escrituración, es un problema que se presenta desde hace varios años y muestra la realidad de la actividad.

López, en tanto, se mostró optimista al asegurar que la mejoría de los últimos meses del año se vio superada en los primeros días de este año. "La situación económica-política del país incrementó la cantidad de consultas y operaciones, los inversores volvieron nuevamente a los ladrillos que son lo más seguro", comentó.

Al analizar el comportamiento mensual de las inscripciones de las escrituras, surge que la menor cantidad se registró en enero (1.205) y la mayor en diciembre con 3.898. Tal como afirmaron los corredores, el segundo tramo del año amortiguó al primero, ya que en el período enero-junio se asentaron 13.997 frente a las 17.850 de julio-diciembre.

El segundo semestre revirtió la tendencia de los primeros meses de 2009. Este año arrancó con más consultas y operaciones, según los inmobiliarios.

Comentá la nota