VENTA ILEGAL DE REMEDIOS PARA HEMOFILICOS

Un juez investiga si se pagaron sobornos en el PAMI en el 2004

Es por el hallazgo de notas atribuidas a un empresario allegado a sectores K.

El juez federal Julián Ercolini investiga dos notas manuscritas atribuidas al empresario Alberto Salvador López, detenido en la causa de la efedrina y quien ocupó en el 2003 una oficina en la Casa Rosada, que registrarían cómo se distribuyeron supuestos sobornos en el PAMI en el 2004.

Las notas fueron aportadas por la ministra de Salud, Graciela Ocaña, en una causa en la que se investiga si se habrían pagado sobreprecios en la venta de medicamentos para hemofílicos de esa obra social.

Ocaña, dijo a Clarín: "Esa es la letra manuscrita de López y le pediré al juez que haga un peritaje para comprobarlo".

López, no solo tiene vínculos con sectores K, sino también con sindicalistas que piden la renuncia de Ocaña desde que en el 2008 pasó a controlar la superintendencia del Servicio de Salud que supervisa las obras sociales gremiales.

Uno de los documentos, a los que accedió Clarín en exclusiva, contabilizaría el pago de dinero a empresarios y funcionarios que habrían intervenido en la venta de medicamentos llamados "Factor 7". La nota señala la entrega de "10.000 a Mariano, 1000 a Otero y 128.000 a J.G.", entre otros.

El primero sería un socio de López y el segundo se referiría a Eduardo Otero Rey, un testaferro del empresario detenido también por el juez Federico Faggionatto Márquez en la causa de la efedrina. En este caso, López negó rotundamente haber vendido medicamentos en forma ilegal.

Fuentes judiciales confirmaron a Clarín que el juez Ercolini recibió las notas aportadas por Ocaña, quien ahora deberá ratificar que "es la letra de López" y que se hará un peritaje caligráfico.

La gran incógnita es quién es J.G. Según una fuente judicial serían las iniciales de un ex jefe del PAMI en el 2004. Luego de descubrir el caso en el 2005, Ocaña había echado a unos 10 altos funcionarios del PAMI. Hasta ahora la mayoría de las denuncias era por el pago de coimas en la época de Víctor Alderete.

Por esta maniobra con los hemofílicos, el PAMI llegó a pagar $ 1,5 millones pero el resto de la facturación no se llegó a abonar porque Ocaña, entonces interventora del PAMI, suspendió los pagos. Todo comenzó con el amparo de un juez que obligaba al PAMI a comprar en forma urgente medicamentos a hemofílicos. En esta causa eran para el paciente Juan Carlos Ramis. A través de la Fundación de Hemofilia, se llegaron "a pedir 112 frascos" lo que se consideró "un exceso", según la denuncia del ex fiscal especial para el PAMI Carlos Stornelli. Cada frasco valía unos 20 mil pesos.

Ante esta nueva prueba, Ercolini pediría a Faggionatto Márquez que le remita a Otero Rey, que está detenido en Campana, a fin de indagarlo. Es que figura como presidente de Prefarm aunque sería solo un testaferro. En el reparto de plata, solo recibió 1000 pesos.

Comentá la nota