La venta de electrodomésticos empezó el año con fuertes bajas

Acondicionadores, reproductores de DVD y cocinas cayeron hasta 32,6% en enero; suben los LCD
A los tumbos. Así empezaron el año las ventas de artículos electrónicos, informáticos y de línea blanca, con algunas excepciones en rubros como LCD, cámaras fotográficas digitales y heladeras de tamaño chico.

En enero, el segmento de electrónicos registró bajas interanuales en las ventas de hasta el 40,7 por ciento, según datos de la consultora GfK Marketing Services. La caída más drástica la sufrió el rubro de los minicomponentes, cuyos precios subieron el 30,4 por ciento en el mismo período.

Las compras de reproductores de DVD, que se convirtieron a esta altura en uno de los productos más económicos de las góndolas de electrónicos, se desplomaron un 35,8 por ciento.

Los tradicionales televisores de tubo también cayeron, un 23,5 por ciento, pero sus primos más modernos, las pantallas de LCD y de plasma, salvaron el comienzo de año: a pesar de la explosión de ventas registrada en 2008, en enero pasado la categoría creció el 140 por ciento y los LCD se llevaron el 96 por ciento de las compras.

Las cifras, según Roxana Nakazato, analista de GfK, están asociadas con la baja del 35 por ciento en el precio promedio de los LCD, que lo llevó a 3521 pesos.

A su vez, esa contracción en el valor se debió también a un cambio de mix en las compras: los consumidores se movieron hacia los productos de 32 pulgadas (más económicos), que incrementaron en 11 puntos su participación en el total de ventas, en detrimento de los tamaños mayores.

"Continuaremos viendo un incremento en las ventas de LCD, porque no tienen elevados índices de penetración, y las cadenas comerciales van a continuar con sus acciones promocionales", pronosticó la analista.

Aire congelado

En el rubro de grandes electrodomésticos, el peor resultado fue para los acondicionadores de aire, cuyas ventas derraparon un 32,6 por ciento frente a enero de 2008, y un 34 por ciento en la comparación con diciembre. Los lavarropas se encarecieron un 12,3 por ciento y las ventas cayeron un 17 por ciento. Además, los precios de las cocinas subieron un 8,5 por ciento y las ventas fueron en sentido contrario: bajaron el 23,3 por ciento.

Las ventas de microondas cayeron el 19,6 por ciento interanual, aunque la categoría con grill subió 2,5 por ciento. En este rubro, las heladeras se destacaron con una suba del 50,4% en las ventas, en comparación con enero de 2008, pero sólo en la variedad de 300 a 350 litros, gracias a las facilidades de pago con tarjeta. El resto de los resultados no fueron tan positivos y el total de las ventas de heladeras cayó un 6 por ciento, con una suba en los precios del 11,1 por ciento.

Caída en informática

El primer mes del año trajo su cuota de datos negativos para el segmento informático y de telefonía. Las ventas de computadoras de escritorio (las llamadas PC) cayeron el 30,3 por ciento, y las de laptops (las computadoras portátiles), el 9 por ciento.

"La contracción en el mercado de computadoras fue la peor de los últimos 13 meses. La tendencia responde, en parte, a la fiesta de consumo que se dio durante 2007 y 2008. Los picos incrementaron la penetración y desaceleraron la demanda, un movimiento que se vio agravado por la crisis internacional", explicó Andrea Bertone, analista del sector de GfK. "En lo que respecta a precios -continuó-, las PC de escritorio los mantuvieron y las portátiles se abarataron un 13%."

Los compras de celulares, en tanto, cayeron el 31,2%, después de venderse como pan caliente a mediados de 2008 en las cadenas minoristas. En este ámbito y en el informático, analistas y empresas coinciden en señalar que el rubro soportará mejor que otros la crisis, ya que los consumidores podrán reducir el consumo, pero difícilmente den de baja sus accesos a Internet o el servicio de telefonía móvil.

Las perlas de estos sectores fueron productos relativamente económicos: tarjetas de memoria y cámaras digitales (la mayoría, en torno a los 880 pesos), con subas de hasta el 26,4 por ciento.

Comentá la nota