La venta de discos tuvo su primer caída fuerte desde la crisis de 2001

La venta de discos tuvo su primer caída fuerte desde la crisis de 2001
Sin embargo, la facturación sólo se redujo un 3,5% porque subió el precio de los títulos. El DVD crece y la música nacional se impone en todos los géneros
La venta de discos tuvo su primera caída fuerte desde la crisis de 2001. Recién en 2003 la industria fonográfica comenzó a recuperarse luego de haber sufrido un declive que había comenzado en 1999.

En 2008 se vendieron 15,1 millones de unidades (discos compactos, DVD, vinilos y cassettes), un 12,3% menos que en 2007, cuando se habían comercializado 17,3 millones. Fue precisamente ese año cuando se produjo el quiebre luego de cuatro ejercicios de crecimiento, con una ligera disminución del 0,2 por ciento.

Los datos corresponden a un estudio sobre el mercado fonográfico realizado por el Observatorio de Industrias Creativas de la Dirección General de Industrias Creativas de la Ciudad de Buenos Aires.

El organismo recuerda en el trabajo que el freno del sector a nivel internacional fue del 15% y que “las causas serían el aumento de la circulación de música digital y la crisis económica que azota al mundo”.

De todas formas, la facturación no decreció en igual medida, ya que se incrementó el precio de las unidades. Los ingresos fueron de $ 345,1 millones, contra $ 357,8 millones, un 3,5% menos.

Que se venda menos música no significa que la gente la consuma menos o se resigne a disfrutar sólo de las producciones antiguas que conserva de sus artistas favoritos. El tráfico –legal e ilegal– a través de Internet sigue creciendo y explica la supervivencia de parte de la cadena de valor de la actividad. “La tendencia global de la caída de la venta de discos compactos tiene relación con el desarrollo y la consolidación de nuevos formatos para la venta de la industria musical”, opina en ese sentido Francisco Cabrera, ministro de Desarrollo Económico de la Ciudad, de donde depende el Observatorio. El cambio en el modelo de negocios impacta en las compañías discográficas, la mayoría de las cuales está en Buenos Aires (123 de los 162 sellos que hay en el país, según datos de 2007).

Pero hay un soporte físico que también se expandió en los últimos años: el DVD, que en 2001 representaba sólo el 0,1% de las unidades y en 2008 tuvo una participación del 10,4% en la torta, con 1.567.952 unidades.

Nacional

La música nacional, en todos sus géneros, fue la que más se vendió, ya que en ella se enmarcaban 6,7 millones de las unidades adquiridas (un 44,6% del total). Las producciones en inglés representaron otro 34,4% (5,2 millones de unidades) y la categoría más genérica “español” concentró otro 16,4%, quedando así en tercer lugar. Las compilaciones y los clásicos se llevaron el 0,5% y el 4,1%, respectivamente. Estos últimos registraron un fenómeno curioso, ya que mientras en 2002 tenían sólo el 2,2% del mercado, actualmente explican el 4% de las transacciones.

La devaluación cambió los términos del sector. En 1998, el ejercicio más brillante en la actividad en los últimos trece años, se vendieron 23,4 millones de discos, vinilos, DVD y cassettes, pero la facturación fue de $ 281,8 millones, contra los $ 345,1 millones de 2008.

Comentá la nota