Venta de combustibles será discontínua por un lapso de 24 horas.

La medida de fuerza se extenderá hasta el miércoles. Debido al malestar existente entre los empresarios y los empleados del sector que no aceptaron el aumento propuesto de un 18%.
Desde la medianoche de hoy, la venta de combustibles en la región Cuyo será discontinuada por un lapso de 24 horas debido al malestar existente entre los empresarios y los empleados del sector que no aceptaron el aumento propuesto de un 18%.

José Escoda, titular del gremio mendocino, confirmó la medida de fuerza que será solamente con "la presencia pacífica de los empleados en cada puesto de trabajo, sin prestación de servicios para el público en general, aunque sí se atenderán las demandas de combustibles que sean consideradas como de emergencia", aclaró.

En ese sentido, el sindicalista completó que "se atenderán por ejemplo, las necesidades de ambulancias, bomberos o de la policía", apuntó.

Los empleados de las estaciones de servicio de la región Cuyo, demandan una actualización salarial que contemple un sueldo básico de 2.400 pesos, cifra que desde el sector privado han confesado como imposible de alcanzar.

Según el empresario Octavio D´Ascanio, miembro de la Asociación Mendocina de Expendedores de Naftas y Afines (AMENA), "ya el 18% ofrecido a los empleados es todo un logro, considerando que en el resto del país los aumentos no pasaron de un 15%", explicó.

En ese sentido amplió que ese 18% ofrecido esta mañana "difícilmente lo puedan cumplir las estaciones de servicios de bandera blanca o aquellas que sólo comercializan combustibles líquidos", añadió.

Por otra parte desde el sindicato adelantaron que el miércoles se evaluará el paro que habrá este martes a través del "cuerpo de delegados que analizará además la vuelta a las negociaciones".

Comentá la nota