En lo que va del año, la venta de autos usados cayó 30% en Mendoza

En lo que va del año, la venta de autos usados cayó 30% en Mendoza
La pérdida del poder adquisitivo y las restricciones para otorgar créditos son las mayores causas, según las concesionarias.
Todo parece indicar que este fin de año no traerá un repunte en las ventas de los autos usados. Los empresarios del sector, a esta altura, ya estiman una caída acumulada durante todo 2009 de un 30 por ciento en promedio.

Las causas que explican para este descenso en la comercialización de las unidades usadas en Mendoza, son múltiples. A la caída del poder adquisitivo a los eventuales compradores se le suma una mayor fabricación de unidades 0 kilómetro en Brasil, por lo que se demoran las entregas por lo que la gente mantiene en su poder más tiempo su usado.

"Ford, Volkswagen y Toyota son las fábricas que más demoras tienen en la entrega de sus vehículos nuevos. A las empresas les conviene económicamente producir en el país a precios más baratos, y vender en Brasil donde cada vehículo puede llegar a costar entre un 50% y 60% más caro que acá. Esto hace que las demoras de unidades nuevas sean constantes y para todas las líneas de vehículos".

"Por ejemplo, en Toyota, la Hilux tiene una demora en su entrega de 90 días, otro tanto ocurre con el Volkswagen Bora que demora unos 60 días y el Peugeot 307 que se entrega recién a los 50. Estas esperas más largas que lo habitual ocasionan que la gente no entregue su unidad usada con lo que hace bajar el dinamismo en la compra y venta de los usados", explicó Daniel Girala, de Daniel Girala Automotores.

Según el empresario, la crisis económica, sumada a una mayor incertidumbre y la agrodependencia de Mendoza con Brasil hacen que la venta de vehículos usados se hayan prácticamente congelado en la provincia.

"La caída en las ventas de ajo, vino y aceite de oliva mendocino en Brasil también repercute en la venta de autos usados. Hay una gran franja de la población que vive del agro y ellos son los clientes habituales de los autos usados en la provincia", apuntó Girala.

Según Jorge Zeitune, de la Cámara de Automotores de Mendoza, los créditos bancarios siguen siendo escasos y caros, "hace unos años la cobertura crediticia era de hasta el 60% para los los vehículos usados, sin embargo en la actualidad es de 40% a un 50%".

Tampoco la cobertura de los créditos bancarios es para todos tipo de usados: sólo cubren autos que no tengan más de 15 años de antigüedad.

"Estas teorías de financiamiento vienen desde Buenos Aires donde la realidad económica es diferente a la local. En nuestra provincia hay autos del año 89 hasta el 93 en muy buen estado, pero para los bancos no son viables de cobertura financiera. Desde enero solamente pueden tener o acceder a financiamiento bancario los usados del año 95 en adelante, esta situación obviamente atenta contra su venta en la provincia", precisó Zeitune.

Características propias

Además de la caída de ventas, 2009 también despertó situaciones atípicas; curiosamente la franja de vehículos usados que más se negocia es la que va de los $ 20 mil y hasta los $ 30 mil.

"Otros años la mayor demanda era invariablemente en el sector de precios más bajos esto es, desde $ 5 mil hasta $ 13 mil, pero ahora este segmento no ha reportado las mayores ventas en la provincia", destacó Zeitune.

Sin embargo las alicaídas ventas de los usados son posible revertirlas si hay detrás una estrategia comercial que las apunte.

"Mi empresa ofrece descuentos especiales de hasta 12%. Recibo las unidades usadas al precio que quiere vender el cliente y le ofrezco patentar el 0 km en el año 2010. Sin duda, es una estrategia que nos amortigua la baja en las ventas y que nos permite seguir estando muy bien posicionados en el mercado", apuntó Adrián Yacopini, de Yacopini Motors.

En cuanto a lo que deparará 2010 en materia de ventas de unidades usadas, los empresarios afirmaron que en general esperan un nivel similar a lo que ya está dejando 2009.

Comentá la nota