"Venían con intenciones de agredir"

El jefe distrital Centro se refirió a las personas que se manifestaron ante la visita de la Presidenta. "La policía se vio en la necesidad de defenderse", indicó.-
El jefe de la Distrital Centro, Gustavo Salvá, señaló que los manifestantes que quisieron protestar el miércoles durante la recorrida de la Presidenta "venían con claras intenciones de agredir" para "generar un disturbio de mayores proporciones".

En conferencia de prensa, Salvá aclaró que mientras el personal policial se encontraba realizando tareas de prevención, se advirtió a un grupo reducido de manifestantes "que tenían claras intenciones de ir a alterar el normal desarrollo" del recorrido de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante su reciente visita a Mar del Plata.

En esa misma línea el titular de la Distrital Centro argumentó: "Convengamos que en el lugar había otros sectores manifestando ruidosa, pero pacíficamente. Al hacerles saber que no podían llegar con las intenciones que manifestaban -porque llevaban palos en sus manos y también elementos contundentes-, lejos de aceptar la orden o el consejo que se les estaba dando, atacaron ferozmente a un efectivo policial".

Los incidentes se registraron en San Luis y 25 de Mayo, donde el personal policial les cortó el paso por segunda vez a los manifestantes. De esta manera comenzaron los primeros forcejeos e Infantería comenzó a disparar balas de goma y a golpear a los reclamantes.

Continuando con su relato, Salvá consideró que debido a la actitud de los manifestantes, "la policía se vio en la necesidad imperiosa de defenderse, luego de que rompieran el casco de protección que este hombre llevara, lo tiraran al suelo y le golpearan la boca". "Esto originó simplemente una reacción de dos disparos de postas de goma y produjo la detención de 3 sujetos y un lesionado levemente en una de sus extremidades", añadió.

Tras confirmar que los tres sujetos detenidos son marplatenses y mayores de edad, el jefe distrital indicó que los manifestantes llevaban "elementos contundentes con los que atacaron a la policía".

Finalmente, al ser consultado acerca de los incidentes registrados horas más tarde en las puertas de la seccional primera –donde el grupo de manifestantes aguardaba por la liberación de sus compañeros-, Salvá describió: "Vinieron a este lugar y pretendían que la policía no hiciera su trabajo, lo cual no fue así. Quizá en el énfasis de querer ingresar al lugar, se rompió un pequeño vidrio pero no pasó a mayores. Fue un grupo minúsculo. Se desarrolló aproximadamente a 400 metros del lugar donde se estaba realizando la visita y no alteró en ningún momento la visita de la presidenta".

Comentá la nota