Vení, charlemos.

CARUSO Y CAPPA: Tienen orígenes distintos, formaciones diferentes y no los une el modo de ver el fútbol. Sin embargo, aceptaron la propuesta de Clarín y construyeron un diálogo atractivo. Qué son el juego, el trabajo y el espectáculo para dos DT de alto impacto.
Una mesa, dos cafés, dos ideas, dos técnicos, dos hombres de fútbol que se largan a conversar.

Ricardo Caruso Lombardi: -Cuando los equipos estaban de pretemporada en Mar del Plata, estuve 50 días de vacaciones y, entre tantos, me cruzaba con gente que me decía "¿viste lo que hace Huracán? Todos trabajos con pelota, no usan pesas ni nada, todo livianito. Se van a caer a pedazos, apuntan a los primeros siete partidos, a ganar para zafar de todo riesgo de descenso y listo. A otra cosa".

Angel Cappa: -Sí, sí, a mí también me llegaba esa versión. Decían, en realidad, "aguantan hasta la fecha seis". ¡Ni en la cinco ni en la siete, en la seis!... Se ve que el tipo tenía una calculadora.

Caruso: -¿Es cierto lo de la despedida de las pesas? Les dijiste: "Muchachos, ahí las ven, vamos a darles un aplauso, se despiden".

Cappa: -Sí, es cierto, pero no eran pesas, eran los chalecos lastrados. Yo me preguntaba para qué sirven. Y los profes me decían: "Se entrenan con eso y cuando se los sacan, salen como aviones"... Ah bueno, entonces les dije "tapales un ojo en la practica, así en los partidos, con los dos abiertos, van a tener más panorama"... Por eso, pusimos los chalecos en el piso y le brindamos un fuerte aplauso.

Caruso: -Era cierto...

Cappa: -¡Claro!... Andá a preguntarle a Iniesta si sabe lo que es una pesa, Caruso. Te lo digo con conocimiento de causa, siendo amigo de Guardiola. Lo que pasa es que hay tipos que forman opinión con esos temas y después, a los jugadores los tenés que convencer de que también esta forma de trabajar da resultados. Por eso, Barcelona no usa pesas y viste cómo juega.

Caruso: -¡Un espectáculo! Tiene todo muy claro. El otro día miraba lo que hacía Messi, cómo definía. En los últimos metros es tremendo. Y los "compañeritos" que tiene para jugar...

Cappa: -Claro. Todos ven a Messi cuando la recibe, pero cuando recibe la pelota, el Barcelona ya hizo 25 toques.

Caruso: -Pero a Messi lo veo jugar bien allá... Me gustaría que lo hiciera con la Selección. Una vez dije que lo pondría en el banco, pero se interpretó mal. Quise decir que a la Selección siempre la esperan, que yo haría un trabajo de desgaste y después lo pondría a él porque con su explosión y su habilidad iba a desequilibrar. Encima, a veces escucho que lo comparan con Diego. ¡No!, ¡no!, ¡no!

Cappa: -¡Claro que no! Messi es deslumbrante en los últimos metros, Maradona tenía visión de toda la cancha. Antes de venir de España estuve con Alfredo Di Stéfano. El me decía "vamos a darle tiempo, a los 20 no es lo mismo que a los 26". Acordate de que Diego fue un jugador en el Mundial '82 y otro en el '86.

Caruso: -Y miralo ahora, de técnico en la Selección.

Cappa: -Diego me ilusiona. porque no se me ocurre que pregone un fútbol que él no siente. No se me ocurre ver a Aníbal Troilo tocando el arroz con leche.

Caruso: -Es que vos lo mirás a Diego y te asusta, viejo. Es un imán, es lo que transmite. Sería bueno que pudiera armar una Selección local. El jugador de acá, por las Copas, conoce más a los rivales.

Cappa: -Me parece una idea brillante, para que luego incorpore a los mejores de afuera. Pero también tiene la contra del tiempo para entrenar, eso dificulta su idea.

En la charla para Clarín, los entrenadores de Huracán y Racing respiran el fútbol. Ricardo Caruso Lombardi, disfruta de su presente como entrenador de Primera a los 47 años y en uno de los cinco denominados grandes, pero no olvida su largo paso por el Ascenso y lo desafía a Angel Cappa. "A que no conocés la cancha de Cambaceres". Del otro lado, el técnico de Huracán le pone en la mesa otro acertijo: "¿Fuiste a la cancha de Villa Mitre? No te olvides de que yo jugaba ahí, mirá que no siempre estuve en España". A los 62 años, luego de una larga trayectoria en el exterior, Cappa disfruta este momento. Retoman el hilo de la conversación. Messi, Maradona, la Selección, que los lleva a una cuestión de fondo.

Cappa: -De todos modos, insisto con esto de la ilusión y la esperanza que genera lo que pueda darle Diego, su estilo. Porque cada uno tiene el suyo, parecido, diferente, pero respetado.

Caruso: -Sí, a veces me preguntan por qué Racing juega así o si se puede armar otra cosa. Hace muchas fechas que escucho que así, Racing no va a durar mucho y ahora que con Arsenal salió un partido en el que se jugó muy bien todos dicen que es porque me animé a hacerlo. Lo que pasa es que a veces el rival también juega.

Cappa: -Es que hay un sector que quiere hacer de esto un trabajo de laboratorio. Una vez Liverpool ganó una final por penales yo comentaba para una radio de España y uno decía lo bien que se había trabajado el tema de los penales y elogiaba a Rafa Benítez. Cuando le preguntaron a Benítez, le respondió que no practicaba los penales porque para hacerlo necesitaba el arquero de esa definición, el escenario dónde se iba a patear, la gente que mira... Y todo eso no lo tenía en el entrenamiento.

Caruso: -Bueno, contra San Lorenzo me pasó algo parecido. Decían "¡Qué bien que salió esa jugada preparada para empatar el partido sobre la hora!" Y yo pensaba: fue una pelota milagrosa, no una pelota detenida. En el casino, en la última bola de la noche, ¡todos arriba y a ver qué sale!

Cappa: -Tal cual. En Sudáfrica, una vez metí un cambio faltando 10 minutos para el final, cuando estábamos ganando. En mi raro inglés le dije al que entraba que tuviera la pelota, que ya estaba terminando el partido. Y el que entró, se fue arriba y metió dos goles. Después, los periodistas me preguntaron por el acierto en el cambio. Y yo les contesté: "¡Claro, claro!, le dije que metiera dos goles y me hizo caso"...

Caruso: - ¡Já!, já! Es así, a veces sale... Vos tomás recaudos, pero aparecen imponderables. Si te viene Estudiantes, que te tira centros con Verón o Benítez y te la sacan del alcance del arquero. ¿Qué hacés? ¡Ponete a rezar!... A mí me preguntan por qué no se puede jugar como lo hace Huracán. Simplemente porque no tengo jugadores con esas características. ¿Si los pondría en caso de tenerlos? No lo sé, no los tengo. Se arriesga con las armas que uno tiene.

Cappa: -El fútbol hay distintas maneras de jugarlo, pero todos tienen el mismo propósito, que es ganar. Yo defiendo esa idea que aprendí, así juegue con el carnicero de la esquina de mi casa o con Maradona. Eso sí, no pretendo decir que esa es la única manera porque nada te garantiza nada.

Caruso: -En mi idea, yo prefiero cuidar mi arco, porque no sé si tengo jugadores para el tac tac tac y remontar partidos. Entonces, busco ponerme en ventaja primero para luego aguantarlo.

Cappa: -Bueno, yo no renuncio a mi idea de jugar aunque eso no me dé garantías. Vos decís, "cuido mi arco" y está bien. Pero llega Tigre, te emboca y después no lo podés dar vuelta. Todos saben jugar a la pelota, se tienen que animar. Godoy Cruz juega bien y a veces le va mal pero no renuncia a eso, a tratar de jugar bien.

Caruso: -¿Vos a quién recomendás ir a ver el domingo?

Cappa: -Bueno, a mí me parece que Lanús es el que mejor juega de tres años a esta parte.

Caruso: -Sí, tal cual. Igual te leí por ahí que dijiste a Huracán, já, já... ¡Hacete cargo!

Cappa: -Sí, claro, me preguntaron si pagaría una entrada para verlo y dije que sí. ¿Y vos?

Caruso: - Te la pago para que veas a Vélez, así después me contás los movimentos que tiene para el sábado. ¡Mirá si gana Racing y ustedes se acercan!

Comentá la nota