Venezuela retira a su embajador de Colombia

El presidente venezolano Hugo Chávez congeló las relaciones con Colombia, amenazó con expropiar a las empresas de ese país y ordenó la retirada de su embajador en Bogotá debido a recientes declaraciones que vincularían a su gobierno con la guerrilla de las FARC.
"Ante esta nueva agresión del gobierno de Colombia he ordenado retirar a nuestro embajador de Bogotá, a nuestro personal diplomático. Vamos a congelar las relaciones con Colombia", declaró Chávez en una aparición en la televisión oficial.

Chávez citó recientes declaraciones de su homólogo colombiano, Alvaro Uribe y de su vicepresidente, Francisco Santos, en las que, según el mandatario venezolano, se atribuye "sin pruebas" una responsabilidad de Caracas en el suministro de armas a las FARC.

"Ese gobierno da vergüenza, está dirigido por irresponsables de la más grande calaña que yo nunca he visto", agregó.

El presidente venezolano pidió que se empiecen a sustituir las importaciones desde Colombia, que según datos oficiales, en el primer semestre del año alcanzaron los 2.620 millones de dólares.

Estas compras "no son imprescindibles para nosotros, podemos conseguirlas de muchos países como Brasil (...) Si el gobierno de Colombia cree que dependemos de estas exportaciones están equivocados, más bien hemos sido generosos", aseveró Chávez.

Además, el mandatario también mencionó la posibilidad de "expropiar" las empresas colombianas presentes en territorio venezolano si las "agresiones" de Bogotá continúan.

"Y la próxima agresión que haya contra Venezuela, nosotros simplemente romperíamos relaciones con el gobierno de Colombia de todo punto de vista" amenazó Chávez, asegurando que "se va a meter el ojo a toda empresa colombiana".

"Nos vendría bien una de esas productoras" de alimentos, indicó a su ministro de Agricultura y Tierras, Elías Jaua.

La tensión entre los dos países ha ido en aumento desde el anuncio realizado por Bogotá sobre un futuro acuerdo con Estados Unidos para otorgarle el uso controlado de bases militares en territorio colombiano.

"El gobierno de Colombia no tiene el más mínimo respeto por sus vecinos (...) Ya comenzaron a llegar tropas yanquis aquí. Es sin duda una agresión contra Venezuela (...) Es un gobierno entregado al imperio norteamericano, es vergonzoso", consideró Chávez.

El lunes el gobierno colombiano anunció además que había aprehendido armas a la guerrilla de las FARC que un fabricante europeo había vendido a Venezuela. Se trataría de varios cohetes antitanques fabricados por la firma sueca Saab Bofors Dynamics, lo cual obligó a Suecia a pedir una explicación a Venezuela.

"Es totalmente falso que nosotros demos armas a guerrilla alguna, a movimiento armado alguno", aseguró Chávez.

El mandatario recalcó que el armamento que utilizan las FARC es de fabricación estadounidense, israelí y rusa, por lo que invitó al gobierno de Colombia a elevar "una protesta" ante estos gobiernos.

"Una parte del armamento de la guerrilla colombiana es norteamericano (...) Colombia debería reclamar a Estados Unidos, y a Rusia también (...) porque hay fusiles AK en manos de la guerrilla. Y armamento israelí también. ¡Ah no! Ellos agarran al más pendejo", acusó.

El líder venezolano indicó que el armamento que supuestamente tendrían las FARC con sello venezolano pudo haber sido robado en los años 90 o incluso clonado.

"Los yanquis están detrás de eso, ellos quieren generar problemas entre nosotros, y bueno, yo lamento mucho que Uribe haga lo que le dicen", declaró Chávez.

Los lazos diplomáticos entre Venezuela y Colombia parecían haberse normalizado en los últimos meses después de la grave crisis atravesada entre 2007 y 2008.

En aquel momento, Chávez dejó de ser mediador entre el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para la liberación de varios rehenes.

En marzo de 2008, el mandatario venezolano congeló temporalmente las relaciones tras el bombardeo de un campamento de las FARC por parte del ejército colombiano en Ecuador y el hallazgo de datos en un supuesto computador de la guerrilla que, según Bogotá, mostraban las relaciones comprometedoras de Chávez con las FARC.

Comentá la nota