Venezuela lanza un severo plan de cortes de luz en todo el país

Se suspenderá el servicio 4 horas cada dos días. Rige hasta para las escuelas.
Venezuela lanza un severo plan de cortes de luz en todo el país

No hay Dios aparte ni petróleo capaces de salvar gobiernos cuando se avecinan crisis económicas combinadas con falta de energía. Venezuela es uno de los mayores productores mundiales de crudo, pero el clima y las desinversiones en infraestructura energéticas le juegan en contra. Desde hoy, en todo el territorio, desde las montañas a la llanura, empieza a regir el racionamiento. Son cuatro horas consecutivas donde, día por medio, faltará la luz.

La empresa responsable por proveer a Caracas anticipó ayer el programa de cortes en una rueda de prensa. En el distrito federal venezolano la interrupción del servicio se hará en forma alternada entre 6 sectores en que se dividió artificialmente la superficie capitalina. El experimento racionalizador empieza esta medianoche y se extenderá al menos a lo largo de cinco meses. Se prevé que debe concluir el 13 de mayo. El apagón se distribuyó de modo tal que a un sector le toque entre medianoche y 4 de la madrugada; al siguiente, entre las 8 de la mañana y mediodía y, el último, entre las 12 y las 16.

Para preservar la ciudad del caos total, el gobierno tuvo el tino de dejar el subte fuera del plan. En cambio, las escuelas y universidades deberán ajustar sus aulas y contenidos de acuerdo con la provisión de electricidad o de su falta. Obviamente, servicios esenciales como hospitales, aeropuertos, bomberos y policía, medios de prensa -escrita, televisiva y radial- no entran en el programa de ahorro.

Si hay un servicio que por definición exige atenciones especiales del oficialismo es la electricidad, porque condiciona económica y políticamente. Ni hablar del impacto del racionamiento en un año electoral: equivale a golear al propio arquero. Según el jefe de Estado, Hugo Chávez, el drama partió de la caída récord en el nivel de la cota de agua de la represa de Guri, la principal fuente de energía en el nivel nacional ya que abastece 70% de las necesidades energéticas. Se aproxima raudamente al nivel crítico (240 metros) en un momento que comienza la sequía estacional de 5 meses.

Los técnicos subrayan que un país petrolero siempre tiene la posibilidad de mantener una buena reserva de centrales térmicas convencionales -que funcionen a fuel o gas¿para los momentos en que la hidroelectricidad sufre bajas. Y dicen que uno de los problemas de la actual gestión gubernamental fue no desarrollar un plan preventivo con alternativas. Los jefes del sector energético admitían ayer que en Caracas hay un déficit de luz de 12%, lo que equivale a un faltante de 1.700 megavatios. "Estamos pidiendo solidaridad con nuestro país. Que los vecinos apaguen las luces que no van a utilizar", rogó Javier Alvarado, titular de Electricidad de Caracas. Con este racionamiento, la compañía espera ahorrar 4,8 megavatios al mes; es la contribución que le impuso el gobierno nacional para conseguir una reducción del gasto eléctrico de 40,2 gigavatios en el nivel nacional.

Según sociólogos de izquierda, que trabajan sobre el proceso venezolano, el racionamiento echa leña al fuego que alimenta la caldera de la devaluación. Hay datos incontrovertibles: la sucesión de malas noticias da elementos más sólidos a la oposición venezolana para fustigar y acrecentar el desgaste del oficialismo.

La Mesa de Unidad Democrática, que aglutina a 11 partidos opositores, expresó nuevamente ayer su rechazo a la nueva paridad doble de la moneda y convocó a una marcha cívica en Caracas para el 23 de enero en defensa de la democracia y de la unidad de sus filas de cara a los comicios parlamentarios del próximo septiembre. Y no fue por acaso que eligieron ese día. Es un simbolismo nada sutil: en esa fecha el 52 aniversario de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Comentá la nota