Venezuela se dio un gusto grande: liquidó a Colombia.

Fedor y Arango, de tiro libre, fueron los goleadores. Colombia jugó 63 minutos con diez hombres.
Al final, y cuando parecía que el partido iba a desembocar en un cero a cero tan aburrido como previsible, Venezuela pegó dos gritos fuertes. Dos goles sacudieron la noche de Puerto Ordaz y reverdecieron las ilusiones de Venezuela por clasificar para el Mundial. La Vinotinto arrancó el año con una histórica e inédita clasificación al primer Mundial de su historia: el Sub 20.

Con apenas dos minutos en cancha, Nicolás Miku Fedor, delantero de 23 años que hizo toda su carrera profesional en España (actualmente juega en Salamanca), donde partió siendo un pibe para sumarse a las inferiores de Valencia, culminó una gran maniobra personal de Angelo Peña con un toque suave al gol ¿en posición adelantada? Poco después, un tiro libre magníficamente ejecutado por el pie izquierdo de Juan Arango, directo al ángulo superior derecho de David Ospina: 2 a 0.

Un resultado que asomaba lejano hasta esos momentos, más alla de que los locales estaban haciendo un poquito mejor las cosas.

Hasta ahí se venía desarrollando un partido deslucido y plagado de imprecisiones. Las pocas aproximaciones a los arcos eran mediante remates desde afuera del área como argumento. Macnelly Torres probó para Colombia y tapó Renny Vera. Y los intentos de Vladimir Marín carecieron de puntería. En el local era Juan Arango el encargado de probar de afuera: un zurdazo salió casi pegado al poste izquierdo de Ospina y otro se fue un poco más desviado. Pero ninguno de los dos tenía volumen de juego o audacia para cambiar. Así se iban reiterando falencias. Tampoco conseguía aprovechar Venezuela el hombre de más, consecuencia de una violenta infracción de Abel Aguilar sobre Alejandro Moreno, a los 27 minutos, que le costó la expulsión.

No mejoró el panorama en el segundo tiempo. Siguieron faltando creatividad y elaboración. Dos chances volvió a tener Arango. El jugador del Mallorca ejecutó un tiro libre que Ospina contuvo en una esforzada volada. Y luego Roberto Rosales se proyectó por la punta derecha y le envió un centro pasado para la entrada solitaria de Arango por la izquierda, pero el remate fue muy defectuoso. Hasta que al final llegaron las definiciones de Fedor y Arango para que se ilusione Venezuela.

Comentá la nota