Venezuela: denuncian que interfieren canales estatales

El ministro de Obras Públicas, Diosdado Cabello, afirmó ayer que el gobierno de Venezuela está dispuesto a "intervenir'' las empresas de cable que operan en el país si interfieren la señal de las televisoras estatales.
Cabello dijo, en una sesión de la Asamblea Nacional, que los medios estatales Venezolana de Televisión (VTV) y Telesur han sufrido últimamente problemas en sus señales, y dejó entrever que las empresas de cable tendrían responsabilidad en esa situación.

El anuncio del ministro se da en medio de las tensiones generadas por la decisión que tomó el gobierno de retirar las licencias de transmisión a 240 radios y cinco procesos administrativos abiertos contra la televisora de noticias Globovisión que podrían culminar en su cierre.

"Si persiste... que se le vaya el volumen a Telesur, que se interfiera la señal de Venezolana de Televisión, el gobierno nacional por la vía del ministerio va a intervenir estas empresas (de cable) para que más nunca se pierda la señal de estos canales'', indicó el ministro.

Cabello anunció que el viernes será publicada en la Gaceta Oficial una regulación especial sobre los productores nacionales asociados de las televisoras por suscripción, con lo que algunas de las empresas internacionales por cable que funcionan en el país quedarán sujetas a las leyes locales que regulan el sector de telecomunicaciones.

Asimismo, el ministro ratificó la decisión que anunció el 3 de julio en cuanto a que serán retiradas las concesiones a 86 radios de AM y 154 de FM porque no actualizaron sus datos ante la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

El gobierno del presidente Hugo Chávez inició en junio un proceso de actualización de los registros de propietarios y activos de las emisoras de radio y televisoras y pidió a los medios locales acudir ante Conatel para entregar la información requerida por ley.

El período de recepción de información, que se extendió por unas semanas, concluyó el 23 de junio.

Cabello aseguró que la medida contra las 240 emisoras está ajustada a la ley, y descartó la posibilidad de diálogo con la cámara que agrupa a los propietarios de las radios del país.

"Nosotros no vamos a discutir cómo se van a repartir (las concesiones) con ellos. Nosotros nos iremos al pueblo para ver las necesidades de las distintas comunidades, y será por la vía del pueblo a quién le vamos a entregar estas concesiones'', acotó. Respecto al caso de algunos circuitos de radios de alcance nacional que operan en el país, señaló que hasta ahora "la revolución no ha tocado para nada este sector y llegó la hora de que metamos la mano".

Comentá la nota