Venezuela ya se alista para los comicios de 2012

Venezuela ya se alista para los comicios de 2012
Tras su victoria de anteayer, Chávez se proclamó candidato
CARACAS.? No hay tregua en Venezuela. Quince citas electorales en diez años hacen del país un parque temático de la confrontación política. Y tras la resaca del referéndum de anteayer sobre la reelección ilimitada, el gobierno de Hugo Chávez, envalentonado por el triunfo, y la oposición, motivada por haber roto su techo electoral, se preparan ya para las próximas citas electorales de 2010 y 2012.

"Aquí llegó un gobierno de largo plazo", señaló el presidente venezolano en el "balcón del pueblo" del palacio de Miraflores, después de conocer los resultados que le otorgaban una clara victoria de cerca de 9 puntos de diferencia sobre la oposición. Y acto seguido se autoproclamó "precandidato" a las elecciones presidenciales de 2012. Unos comicios que estarán precedidos por las elecciones legislativas del año próximo.

El contundente triunfo, más amplio que el que auguraban los sondeos, llevó a Chávez a proclamar la profundización del proceso revolucionario en Venezuela, que en el ideario chavista significa una mayor centralización económica y la continuidad de las "misiones" sociales, el bálsamo estatal para los millones de desposeídos del país.

Con la moral renovada, Chávez se propone activar la denominada política de las 3R (revisión, rectificación y reimpulso) para apuntalar su revolución bolivariana. "Hay que dar una batalla contra la corrupción y sus viles maneras, contra la inseguridad, contra el despilfarro, el burocratismo y la ineficiencia", clamó anteayer ante miles de seguidores que celebraban el triunfo de la enmienda constitucional.

Uno de los frentes de batalla del gobierno de Chávez será la rampante inseguridad, que ha convertido a Caracas en una de las ciudades más violentas de la región.

La primera prueba electoral para esta renovada ofensiva de Chávez contra los problemas que agobian a los venezolanos llegará en 2010, con los comicios legislativos.

Consciente de que continuar con la confrontación entre el sí y el no puede minar su estrategia para esa cita electoral, la oposición reconoció anteayer sin chistar la derrota en el referéndum.

El alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, aceptó los resultados y destacó los cinco millones de votos que obtuvo la opción del no (un millón menos que el oficialismo), a pesar de los escasos recursos destinados a la campaña.

"Una victoria no puede suponer una aplanadora contra la oposición; el gobierno tiene que pasar la página política y primar la agenda social porque el país requiere soluciones; queremos más libertad y darle al pueblo soluciones concretas, como resolver el drama de la inseguridad", señaló en una conferencia de prensa.

Ledezma, uno de los dirigentes opositores más reconocidos, elogió el papel desempeñado por los estudiantes, "esa muchachada que se empina por encima de las adversidades".

Uno de los líderes del movimiento universitario, David Smolansky, dirigente de la Universidad Católica Andrés Bello, recibió la posta entregada por Ledezma.

"Vamos a ser más exigentes que nunca; vamos a demandar lo que nunca antes hemos demandado; los liderazgos que se centran en un ser humano son errados; nosotros creemos en el liderazgo colectivo", aseguró el dirigente de los estudiantes, pilares de la campaña por el no.

Smolansky denunció los "atropellos" sufridos por parte de un gobierno que les prohibió varias marchas en Caracas y destinó los por ahora ilimitados recursos del Estado a la propaganda del sí.

"Sufrimos el abuso del poder que maneja los recursos de todos los venezolanos, pero esto no es una derrota del movimiento estudiantil, y con mucho orgullo podemos decir ahora que nos hemos enfrentado al gobierno y que nuestro movimiento se consolida como una verdadera plataforma de lucha", agregó.

Repunte chavista

El partido Un Nuevo Tiempo, que preside el alcalde de Maracaibo, Manuel Rosales, candidato presidencial de la oposición en 2006 y uno de los nombres que más suenan para postularse a la jefatura de Estado en 2012, resaltó, por boca de uno sus dirigentes, Omar Barboza, el avance del bloque opositor frente a "la pérdida de apoyo progresivo de Chávez".

"Tarde o temprano, vamos a triunfar e imponer la vigencia plena de los valores democráticos; seguiremos enfrentando el proyecto totalitario de Chávez", señaló.

Pero esa pérdida de apoyo del chavismo no está tan clara. En el referéndum de diciembre de 2007, Chávez sólo logró 4,4 millones de votos, muy por debajo de los 7,3 millones de votantes que lo habían respaldado en 2006 (su pico electoral en diez años).

Sin embargo, en las elecciones provinciales de noviembre último, el oficialismo repuntó hasta los 5,5 millones de sufragios, y anteayer logró llegar a los seis millones, por encima de los resultados del referéndum revocatorio de 2004.

Como reconoció a LA NACION el director de la consultora Datanálisis, Luis Vicente León, "Chávez ha logrado una victoria muy importante porque ha recuperado el terreno perdido en términos no ya de votos, sino como líder sólido y popular; ha recobrado su halo de invulnerabilidad".

Pero León también destaca avances en las filas de la oposición: "Ya no son «escuálidos» [como los denominan los partidarios de Chávez]; han mostrado que, aunque no son mayoría, tienen un buen tamaño político".

"Sin embargo, no hay que olvidar que sus líderes fueron castigados mucho tiempo por haberse cobijado en un discurso recurrente de descalificación del chavismo; si consiguen superar ese estancamiento, tendrán posibilidades de triunfo en 2010 y en 2012", añadió.

En el mundo

* En Europa . Tanto en Francia como en Islandia, donde rigen sistemas semipresidencialistas, el presidente y el primer ministro pueden aspirar a la reelección ilimitada. En Chipre, el presidente tampoco tiene un límite de mandatos.

* Parlamentarismo . En más de una docena de países europeos con sistema parlamentario (entre ellos Gran Bretaña, España, Alemania, Italia y Holanda) el jefe de gobierno también puede ser elegido por períodos ilimitados.

* Regímenes cuestionados . Egipto, Zimbabwe, Burkina Faso, Costa de Marfil, Mauritania, Cuba, Siria y Turkmenistán forman parte de un grupo de países donde rigen gobiernos tildados de autoritarismo y en los que el presidente puede aspirar a gobernar por mandatos ilimitados.

Comentá la nota