Venegas y Barrionuevo, los arietes de Duhalde

Organizan la estructura para el ex mandatario.
Mientras el Gobierno busca la unidad de la CGT detrás del proyecto kirchnerista, hay dos sectores sindicales que están alejados de ese deseo y que decidieron desde hace mucho apoyar la candidatura presidencial de Eduardo Duhalde para enfrentar a Néstor Kirchner.

Abocado a una tarea de "reorganización del Justicialismo bonaerense" para después disputarle a Kirchner la conducción nacional partidaria está el secretario general de las 62 Organizaciones y titular de la Unión de Trabajadores Rurales (Uatre), Gerónimo Venegas.

Aliado del campo durante el conflicto por las retenciones móviles, integra el Renatre (Registro Nacional de Trabajadores Rurales) junto con empresarios del sector agropecuario.

Técnicamente Venegas conserva su cargo de secretario de Interior de la CGT, pero no responde a la conducción de Hugo Moyano. En las elecciones del 28 de junio pasado, apoyó las candidaturas de Francisco De Narváez y de Felipe Solá.

El otro dirigente de peso, pero que abandonó formalmente la CGT junto con "los Gordos" es el gastronómico Luis Barrionuevo. También realiza trabajo territorial en la provincia de Buenos Aires y organiza al PJ a nivel nacional. De hecho, intenta volver a presidir el Justicialismo catamarqueño.

Ambos son muy críticos respecto de Néstor Kirchner.

"En el verdadero peronismo ya empezaron las rebeldías contra su estilo autoritario de gobernar", dijo Venegas a LA NACION, y agregó que los intendentes del conurbano bonaerense "están cansados" del ex presidente. "Todos queremos cambiar a Kirchner por el peronismo -dijo Venegas- y olvidarnos de esta pesadilla."

El sindicalista rural también se quejó del gobernador Daniel Scioli. "Quedó muy pegado a Kirchner. Si quiere el apoyo peronista, se tendrá que empezar a diferenciar y aplicar políticas de Estado en la provincia de Buenos Aires."

Respecto del respaldo de Hugo Moyano a Kirchner, Venegas dijo que el camionero "deberá analizar si sigue al lado del Gobierno o al lado de la gente".

Barrionuevo, mientras, escuchó hace pocos días una gran noticia de labios de Duhalde: que si éste fuera presidente en 2011, Graciela Camaño (esposa del sindicalista) volvería a ser su ministra de Trabajo.

El gastronómico lidera con unos 70 gremios el Movimiento Sindical Peronista a nivel nacional y recientemente hizo lo propio en la ciudad de Buenos Aires.

En la misma línea crítica a Kirchner por su actuación política transversal al frente del Partido Justicialista, Barrionuevo dijo que el ex presidente "entregó el PJ por unas monedas a los impostores" y aseguró que le va a decir a Kirchner que se vaya o si no que lo van a echar.

"Kirchner buscó los fueros de diputado para no terminar preso. Es el hombre de los derechos humanos que ha saqueado al país", dijo Barrionuevo.

Sobre Moyano, Barrionuevo dijo que debería "renunciar a la conducción de la CGT", y opinó: "Con el acto que protagonizó el 30 de abril en apoyo a Kirchner, fue partícipe de la derrota del Gobierno y debería renunciar".

Comentá la nota