Vendría la presidenta de la CNEA

El proposito es abordar aspectos relacionados con la instalación en Formosa de la planta para la puesta en marcha del proyecto CAREM
Para la semana próxima se anuncia la visita a Formosa de la presidenta de la Comisión Nacional de Energía Atómica. Según se informó, la licenciada Norma Boero vendrá acompaña por integrantes del directorio de la CNEA con el propósito de abordar con las autoridades provinciales aspectos relacionados con la instalación en Formosa de la planta para la puesta en marcha del proyecto CAREM anunciado por el ministro Julio De Vido.

La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), en su carácter de propietaria del proyecto Carem y responsable ante la autoridad regulatoria nuclear de su desarrollo, está abocada, por intermedio de la Gerencia Carem, a la confección del manual de calidad de ese futuro reactor, que a modo de compendio de las especificaciones técnicas y operativas de esa futura instalación debe contar con la autorización de licenciamiento del regulador.

Esa licencia supone contar con aprobación de la normativa de seguridad que deberá respetarse en el manejo del Carem, requisitos que deben definirse en un plazo no mayor a nueve meses como paso previo al otorgamiento del imprescindible permiso de construcción de ese reactor por erigirse en un predio de 10 hectáreas ya seleccionado aguas arriba del emplazamiento de la usina de Atucha I, de la cual estará suficientemente distante.

En julio del 2010, según el calendario de trabajo evaluado por la Gerencia Carem, se debería haber completado la difícil tarea de la definición de un prototipo. Sin existir todavía más que en el papel de los planos, el Carem ya despertó el interés de una compañía minera del Canadá (Borax) interesada en disponer de una fuente de provisión de energía en un remoto lugar de ese extenso país donde se hace casi impracticable llegar con combustibles líquidos.

La definición del prototipo franqueará el paso a la construcción de modelos de ensayo de mecanismos que facilitarán conocer a ciencia cierta el comportamiento hidráulico de equipos e instalaciones. Junto con todas esas tareas preliminares se están definiendo las necesidades que se harán presentes en materia de ingeniería civil, así como la identificación de las empresas por convocarse para tomar parte de esos trabajos.

También pronto se lanzará el proceso de provisión del recipiente de presión con la idea de conferir para esa futura licitación una máxima participación a la industria nacional.

Tras disponerse del permiso de la obra del Carem, seguramente en julio del 2010, se encarará el inicio de las tareas de construcción con la idea de tener concluidos esos trabajos en julio del 2014.

Comentá la nota