Se vendió menos del 20% de lo previsto en los planes oficiales

Los comerciantes dicen que sirvieron de "gancho" para vender productos más caros.
El objetivo del Gobierno de incentivar las ventas de autos, electrodomésticos y bicicletas, entre otros bienes, a través de los planes financiados con fondos de la ANSeS, se cumplió apenas entre un 10% y un 20%.

En algunos casos, hubo retrasos en lograr una buena instrumentación de los planes, como sucedió con los autos. Y, en otros, simplemente la demanda no acompañó, retraída por la crisis. Con todo, destacan en algunos sectores -como el de las bicicletas- los productos ofertados en los planes, sirvieron "de gancho" para vender otros del rubro y estimular así el mercado.

Cada rubro, aparentemente, tuvo experiencias distintas. Los planes para acceder a autos cero kilómetro, que fueron anunciados a fines del año pasado, apuntaban a colocar 100.000 unidades. En la práctica, se vendieron unos 20.000 autos, de los cuales la ANSeS llegó a pagar unos 5.000 y fueron patentados sólo 2.000, según datos de ACARA, la asociación que nuclea a los concesionarios.

"Se fue haciendo difícil coordinar las operaciones entre los privados y el Estado, pero finalmente se fue aceitando", describe Dante Alvarez, titular de la entidad. "Y ahora que se está pudiendo entregar más unidades bajo esta modalidad, no se hacen nuevas operaciones, al menos, no al ritmo que se hacían antes", lamentó el directivo.

Los datos de las terminales y las concesionarias revelan que abril fue el peor mes en lo que va de 2009 para el mercado, con una caída del 29,7% en los patentamientos.

A pesar de todo, según Alvarez, los planes son "una herramienta muy válida, una financiación muy barata que lamentablemente no estuvo acorde con las expectativas", opinó. Mientras tanto, en ACARA esperan anotar otros 3.000 patentamientos en mayo.

"El resultado de los planes no fue bueno en los términos que pensaba el Gobierno, porque en un contexto de crisis y con expectativas de consumo en baja, resulta muy difícil traccionar la demanda, salvo que el estímulo sea demasiado grande, como que un auto valga la mitad de su valor", señaló el economista Oscar Liberman, de la Fundación Mercado.

El último informe de la entidad muestra que el índice de confianza de los consumidores sigue cayendo: en abril lo hizo un 3,3% respecto de marzo. Desde la Cámara de la Mediana Empresa (CAME), Vicente Lourenzo opinó que "el sistema oficial para motorizar el consumo "no es malo pero falló en la implementación". Y señaló que las pocas operaciones que se hicieron para vender heladeras, calefones y termotanques se concretaron en las grandes cadenas de supermercados o de electrodomésticos básicamente porque el acceso al plan se hace a través de las tarjetas propias de las cadenas. Los comerciantes estiman que se llegó a vender aproximadamente un 15% de los electrodomésticos que se pretendían colocar a través de los planes.

Desde la Cámara Industrial de la Motocicleta, Bicicleta, Rodados y Afines (CIMBRA), Pedro Waisman aclara que "no se vendió lo que se pensaba": unas 20.000 bicicletas, estimó. Uno de los obstáculos del plan es que resulta difícil que la gente tome préstamos en los bancos para compras de menos de 300 pesos, dijo.

Por eso, las ocho fábricas de bicicletas que adhirieron al proyecto oficial convencieron al secretario de Comercio, Guillermo Moreno, para que esa masa de dinero disponible en la ANSeS se volcara a financiar la producción. De todas maneras, los planes oficiales sirvieron de publicidad, explica. Porque la gente pregunta por el rodado en oferta del plan oficial y termina comprando otros modelos, muchas veces, más caros", explicó.

Comentá la nota