No venden ni una cosechadora

No venden ni una cosechadora
La Cámara del sector se reunió con Débora Giorgi para pedir incentivos fiscales. Sufren por la sequía "el humor de los productores" con el gobierno y la crisis internacional. Esta industria genera 16.000 puestos de trabajo en la región.
Las fábricas de maquinaria agrícola de la provincia de Santa Fe encendieron la luz de alerta y afirmaron que hoy el nivel de ventas es cero. Son 16.000 las fuentes de trabajo que dependen de este rubro. Carlos Castellani, gerente de la firma Apache en la ciudad de Las Parejas y vicepresidente de la Cafma (Cámara de Fabricantes de Maquinarias Agrícolas) resume sus expectativas en tres puntos. La esperanza de que llueva para atenuar los efectos de la sequía, que los productores agropecuarios puedan cambiar de humor respecto del gobierno y de las perspectivas futuras, y que el gobierno nacional devuelva los bonos que debe a los empresarios -y que estos ya descontaron a los productores que compraron maquinarias agrícolas-, en función del decreto que incentiva la adquisición de bienes de capital. Este último aspecto fue el motivo de la reunión que mantuvieron anteayer con la ministra de la Producción de la Nación, Débora Giorgi.

Castellani, quien fue diputado nacional y provincial por la Unión del Centro Democrático, es gerente de la firma Apache que fabrica cosechadoras en Las Parejas, y como otras, tiene en proyecto la incorporación de tractores. Como vicepresidente de la Cámara que los nuclea participó hace un tiempo de una reunión convocada por el intendente local donde ya se trataron las dificultades que plantean las empresas y la inquietud de parte de los dirigentes de la Unión Obrera Metalúrgica para llegar a acuerdos que permitan preservar los puestos de trabajo. La Cafma nuclea a los industriales en el rubro de maquinarias agrícolas y Castellani recuerda, entonces, que "el gobierno nacional y provincial nos dicen que no despidamos ni suspendamos", de allí que en la reunión con Débora Giorgi se le solicitó que, justamente, el gobierno nacional pague lo que los empresarios ya le descontaron a los productores que compraron alguna maquinaria, que es el 14 por ciento del valor de un bien de capital según el decreto 379. Según Castellani, la empresa Roque Vasalli de Firmat también hizo un pedido a la funcionaria para "que se prohíba la importación de las cosechadoras que ellos fabrican".

Claro que Castellani señaló, además, que la sequía -el año pasado llovieron 300 milímetros menos que años anteriores- es una situación que "impacta de lleno en los productores... De ahí que esperamos que llueva, que la Nación agilice los trámites de esos pagos que nos adeudan desde meses atrás y que el productor cambie de humor respecto del gobierno y de las posibilidades futuras".

Rosario/12 publicó el domingo pasado una entrevista con el subsecretario de Trabajo Luis Ortega, quien adelantaba que más de 16.000 puestos de trabajo corren riesgos en la industria de la maquinaria agrícola. Esos empleos están concentrados en Armstrong, Las Parejas, Casilda, Fuentes, el Trébol, Las Rosas, Reconquista, Rosario, Firmat y unas pocas ciudades más. Castellani señaló que la provincia concentra el 60 por ciento de la producción de maquinaria agrícola del país.

El gerente de la empresa de Las Parejas volvió a manifestar su apoyo al proyecto de ley que lleva la firma de los diputados del Frente para la Victoria Alejandro Rossi y Patricia Vaca Narvaja, para que se apliquen retenciones cero a quienes compren maquinarias agrícolas y, por supuesto, por el valor de ese bien de capital que se entrega en granos.

Castellani señaló que "no hay país que tenga estas retenciones porque se suman a otros impuestos importantes". Como ejemplo de la situación del sector, señaló que lo que se produjo en octubre, noviembre y diciembre "no se vendió, consumimos el material y no es fácil volver a comprar y pagar insumos cuando no se vende. De ahí que antes pagábamos horas extras y premios y si esto sigue así no lo podremos seguir haciendo, de hecho durante enero se dieron vacaciones al personal".

Desde el Ministerio de Trabajo, Ortega ya había adelantado que cada seccional de la UOM está discutiendo con las distintas empresas para evitar despidos o suspensiones.

Comentá la nota