Venden agua del río Paraná a través de internet

Es una empresa, con oficinas en Buenos Aires y Miami (EE.UU.).
En internet aparece una empresa, con oficinas en Buenos Aires y Miami (EE.UU.), que ofrece la venta de “agua dulce de río, cruda, sin tratar”.

Alberto Cholewa, uno de los socios de la empresa Makhena, al ser consultado sobre si realizaban ese tipo de comercio dijo: “Sí, pero eso lo hacemos a granel y sin procesar. Se exportaría para terminar el tratamiento en el lugar de destino. Este tipo de ventas las hicimos desde 1983 a 1987 y ahora lo estamos tratando de retomar. Porque en su momento no se pudo hacer más por el costo del flete”.

Acerca del costo que tiene para el comprador un buque cargado de agua dulce con capacidad para 70 mil toneladas, explicó: “Si va a Medio Oriente, hay que calcular unos dos millones de dólares. A Estados Unidos cuesta un poco menos, pero para ese país el producto es otro. Allí demandan agua mineral envasada. Ese tipo de negocios es más para Medio Oriente, África, lugares que tienen una necesidad de agua en grandes cantidades y que no necesitan que sea mineral, sino que sea potable”.

Acerca de dónde sacan el agua, reveló que “por lo general hacemos algún joint venture con alguna municipalidad de la provincia de Santa Fe o Buenos Aires. Eso estaba en nuestros planes, pero fracasó por cuestiones organizativas. La intención era tomar agua del río Paraná como lo hacíamos antiguamente, potabilizábamos para alguna población, habíamos hablado con la Municipalidad de Villa Constitución, y luego el agua filtrada sin tratar la exportábamos”.

De los 2 millones de dólares que cuesta el barco, Cholewa precisó que “el flete se lleva el 50 o el 60 por ciento del valor. Por eso hay que aprovechar ahora que quedaron muchos barcos en desuso como los Panamax, que son buques que tienen prohibido transportar petróleo, hidrocarburos y químicos porque ahora se exige que los barcos tengan doble fondo para llevar esos productos. Los Panamax, que estaban adecuados para cruzar el Canal de Panamá, ya no pueden transportar eso y la cantidad de barcos disponibles para transportar agua podría abaratar los costos y reflotar el negocio”.

Comentá la nota