Se vende 30% menos

Los comerciantes aseguran que, pese a que los montos de venta se mantienen, la inflación "se los come".
"Tuvimos que implementar el 50 por ciento de descuento por primera vez en años, porque con la incertidumbre que hay la gente no compra", dijo la propietaria de una casa de sweaters. Las ventas, según indicó, cayeron 30 por ciento. "La gente viene buscando las ofertas y, aunque piden ver la mercadería nueva, cuando ven precios más caros no compran", explicaron desde una zapatería.

Comentá la nota