Venció el plazo para la intervención del CD

(25 de Mayo) - La localidad de 25 de Mayo sigue siendo noticia por los conflictos que la sacuden. Hoy se cumplen dos meses de inactividad del Concejo Deliberante. Es una de las causas establecidas por la ley para determinar la intervención.
El 18 de junio, cinco concejales opositores, decidieron dejar de sesionar -según afirmaron entonces- por desacuerdos con el oficialismo. Hoy se cumplen exactamente dos meses de la paralización del poder legislativo municipal y de acuerdo a las normas vigentes, podría ser intervenido, mientras se realizan los últimos esfuerzos para evitar esa medida. Si se interviene, los concejales cesan su mandato y se debería llamar nuevamente a elecciones.

A partir de hoy, la situación del concejo deliberante podría encuadrarse en lo que establece la Ley Orgánica de Municipalidades en los artículos 133 y 134. "La intervención podrá ser total o limitada a uno de los departamentos del gobierno municipal, y se hará por ley. Si la Cámara de Diputados se hallare en receso, se efectuará por decreto del Poder Ejecutivo, quien dará cuenta oportunamente de la medida adoptada" expresa el artículo 133, mientras que el siguiente artículo reza: "Se considera que existe acefalía o subversión del régimen municipal en cualquiera de los siguientes casos:

"1. Acefalía total que no pueda ser resuelta, por otro medio;

"2. Desconocimiento manifiesto de la Constitución Provincial o de la presente Ley;

"3. Cuando el Concejo Deliberante dejara de reunirse durante dos meses consecutivos dentro de un período legal;

"4. Cuando exista en la Municipalidad un estado de conflicto entre sus Departamentos o entre sus miembros que torne imposible y/o deficiente el funcionamiento del régimen municipal; y

"5. Grave desorden administrativo, económico y financiero, imputable a sus autoridades y que ponga en peligro el régimen municipal".

Intención de voltear.

Para el intendente David Bravo "hay una clara intención de voltear a este gobierno. No es casualidad de que a seis días de haber asumido intentaron tomar el municipio. ¿Había irregularidades a seis días de haber asumido este gobierno? Saquen conclusiones. El primer presupuesto lo aprobaron después de la mitad del año, cuando teníamos disponibilidad de recursos como para abordar cambios muy necesarios, como el parque automotor que estaba completamente obsoleto. Hablan de las compras -prosiguió Bravo- y todo fue comprado por licitación y la autorización del concejo está desde que aprobaron el presupuesto con las partidas asignadas para cada caso. Hablan del asfalto pero no dicen que le propusimos en la ordenanza que el concejo haga o elija inspector de obra, y a eso lo borró la oposición y no quiso controlar. En síntesis, hablan de irregularidades, pero la auditoría fue caballito batalla para sus objetivos políticos porque quedó en evidencia que no quieren hacer la auditoría.

Dudas de la oposición.

Desde la oposición, a través de un comunicado, se expresó que el malestar no es sólo por la auditoría sino por una serie de irregularidades que incurrió el intendente. Entre otras se citaron las compras directas, dudas respecto de la licitación del asfalto, presunta adulteración del sistema informático, presunta desviación de cheques entre otras cosas, aunque ponen el acento en que el oficialismo no quiere una auditoria externa.

Desde el Ejecutivo municipal responden que todo es parte de una chicana política, afirmando que ellos mismos votaron para que se haga la auditoría y que el propio intendente, en un gesto de buena voluntad, aceptó la contratación directa del estudio de contadores propuesto por la oposición y que aún así no sesionan. "Les ofrecimos que se audite no sólo el período que ellos apuntan como dudoso, sino toda la gestión, pero no quieren sesionar", opinó el vice intendente Nicanor Romero.

Comentá la nota