Venció el permiso, pero el predio funcionará por 120 días más

El Consejo de Economía y Ambiente aprobó el nuevo sistema de gestión, que incluye a la planta como centro de transferencia
Como el certificado de aptitud ambiental de Pacará Pintado venció el 31 de diciembre, el Consejo Provincial de Economía y Ambiente (CPEA) autorizó que la planta funcione como centro de disposición final de los residuos hasta tanto se habilite el predio estatal de Overa Pozo.

"El consejo aprobó en su última sesión de 2009 el sistema provincial de residuos sólidos urbanos, que incluye a Pacará Pintado como centro de transferencia de la basura y a Overa Pozo como predio de disposición final. En la misma resolución, se aclara que Pacará Pintado funcionará como tal hasta que se construya la primera celda en la nueva planta", resumió el representante de Servicios y Construcciones La Banda SRL, Mario Criado. Eso ocurrirá, según el empresario, en 120 días (es el plazo máximo dispuesto por el consejo). "Empezamos con las obras el miércoles", adelantó Criado.

El CPEA es el órgano encargado de evaluar el impacto de cualquier obra que pueda degradar al medio ambiente. Lo integran la Sociedad Rural, la Unión Industrial, la Federación Económica de Tucumán, ONGs, las universidades y dependencias del Poder Ejecutivo. Este consejo, sobre la base de los informes técnicos que le proporcionan reparticiones del Estado como Medio Ambiente, el Siprosa y la Dirección Provincial del Agua, tiene la facultad de conceder una prórroga del apto ambiental o bien de rechazarlo. Luego, Medio Ambiente firma la resolución ratificatoria.

Criado explicó que para adecuar Pacará Pintado a su nueva función (centro de separación de la basura), la empresa invertirá entre $ 5 millones y $ 6 millones. La obra civil incluye la construcción de rampas de hormigón para los camiones. "Quiero aclarar que el Estado no pone un peso", aseveró. Con respecto a Overa Pozo, el empresario señaló que el proyecto de inversión total es de $ 50 millones, pero como el contrato de explotación que le adjudicó a su empresa el consorcio metropolitano vence el 31 de diciembre de 2012, están habilitados a invertir sólo un porcentaje de ese monto, a fin de construir dos celdas para depositar la basura.

Comentá la nota