Vence el plazo para desalojo y entrega de tierras a "ocupas"

En vísperas de año nuevo, una decena de familias instaló casillas en la fracciones 9B y 5 ubicadas entre las calles Diego García, Crucero General Belgrano, La Paz y JC Oliva.
Rápidamente la cantidad de personas se incrementó llegando a habitar dicho predio cerca de 200 grupos familiares que posteriormente se dividirían en dos asentamientos: Marina (Agrupación Barrial “José Font”) y Vaciadero (Barrio “Madres a la Lucha”).

Imposibilitados de pagar alquileres, las familias compuestas mayormente por parejas jóvenes con niños de corta edad levantaron viviendas precarias, dispuestos a pedir soluciones.

Sin gas, sin luz, sin agua y en un terreno inundable -que de hecho cuenta con una laguna-, afrontaron la situación sin ninguna asistencia gubernamental y con un interdicto de recobrar por parte del municipio.

Ante la falta de tierras fiscales que argumentaba la Municipalidad, el 22 de febrero el intendente Héctor Roquel y el ministro secretario General de la Gobernación, Gustavo Martínez, firmaron un convenio mediante el cual la provincia de Santa Cruz cedía 195 hectáreas al municipio de Río Gallegos.

Las hectáreas ubicadas en un predio cercano a los terrenos que ya están expropiados del Barrio San Benito pasarían a urbanizarse en aproximadamente 60 días para poder ser ocupados.

En aquel momento el Intendente sostuvo: “Se darán las respuestas progresivamente y en función de las necesidades de cada una de las familias; así que no será en forma simultánea, sino que habrá etapas para ir urbanizando los terrenos”, con la premisa “de responder a las necesidades más urgentes de nuestros vecinos”.

Entrega de tierras

Pasaron casi ocho meses desde la cesión de tierras y la firma del convenio entre los “Ocupas” (cerca de 100 familias) y el municipio. Sin embargo pareciera que las obras se hubieran detenido en el tiempo.

El acuerdo que firmaron las familias del asentamiento ubicado frente a la Ex Brigada de Infantería Nº 4 indica que como fecha última el 31 de octubre deben desalojar y desmantelar el material.

En este sentido se señala que es un compromiso de “los ocupantes” que dicha fracción sea entregada a la Municipalidad libre de todo ocupante. Esto, siempre y cuando el municipio indique que las nuevas tierras están listas para que las familias se reubiquen.

Desalojo en el 2009

En una nota publicada por TiempoSur el pasado 4 de octubre, se daba a conocer que la última novedad con la que contaba la Agrupación Barrial “José Font” las había tenido de boca del ministro Secretario General de la Gobernación, Gustavo Martínez. El Ministro les habría marcado que desde Servicios Públicos los trabajos de instalación llevarían entre tres y tres meses y medio.

Al cierre de esta edición, los representantes del asentamiento esperaban una entrevista con el secretario de Obras Publicas y Urbanismo, Fernando Millapel.

Comentá la nota