Vence mañana el ultimátum de los gremios al Gobierno

Los referentes sindicales esperan que en la reunión prevista para este martes con el Ministro de Gobierno surja una propuesta concreta respecto al reclamo de una mejora salarial.
Las negociaciones salariales entre el Poder Ejecutivo y el Frente de Gremios Estatales (FGE) que integran ATE, la CTA, Vialidad y un sector de los Municipales del Interior, entre otras organizaciones, ingresarán esta semana en un terreno de definiciones.

Los sindicalistas advirtieron que si de la reunión que mantendrán mañana, al mediodía, con el ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, no surge una propuesta cocreta respecto al reclamo de un aumento en los sueldos, que permita paliar los efectos de la inflación, podrían plegarse al paro de actividades convocado por los gremios docentes de APEM (medios) y AMET (técnicos) para el próximo jueves.

Además del planteo puntual sobre una mejora salarial, los dirigentes esperan una respuesta del Gobierno respecto al reclamo para que el pago del incremento del 35 por ciento en las asignaciones familiares, anunciado el viernes pasado, se pague de manera retroactiva al mes de septiembre y no desde octubre, como propuso inicialmente la Provincia.

Fuentes de la Casa de Gobierno señalaron a EL SIGLO que mañana podría anunciarse el pago de una suma remunerativa, no bonificable, que rondaría los 200 pesos. Además, las autoridades se comprometarían a acompañar el aumento de emergencia de 500 pesos que estudia otorgar la Nación antes de fin de año..

El resultado del cónclave será determinante en la relación que mantendrán el Gobierno y los gremios en lo que resta del año, con el inicio de un conflicto que podría ser generalizado o la firma de un acuerdo que garantice la paz social.

A excepción de APEM y AMET, que ya anunciaron un paro de actividades, tras el fracaso de la Conciliación Obligatoria con el PE, el resto de los gremios tiene previsto realizar plenarios el próximo miércoles, donde, a partir del resultado de la reunión con Jiménez, definirán si inician o no un plan de lucha.

Los reclamos sindicales

En cuanto a las pretenciones sindicales, el FGE espera, al menos, el anuncio del pago, hasta fin de año, de una suma fija, similar a la de 220 pesos otorgada por única vez en agosto pasado.

En tanto, desde la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP), reclaman una recomposición en el salario básico del sector, al igual que APEM y AMET, que exigen un aumento del 20 por ciento bonificable y remunerativo.

Por otro lado, la Federación de Sindicatos Municipales, tras un plenario realizado el sábado pasado en la ciudad de Monteros, advirtió que esperará hasta mañana una respuesta oficial respecto al pedido de que continúe en los próximos meses el pago de los 220 pesos otorgados en agosto.

Además, reclaman el blanqueo de sumas fijas para el personal próximo a jubilarse y la derogación del incremento en las prestaciones del Subsidio de Salud.

"Luego de la audiencia con el Ministro, se ratificará o se rectificará el plan de lucha que se había elaborado", señalaron los dirigentes municipales, mediante un comunicado, en el cual confirmaron su decisión de imitar los pasos adoptados por de ATSA (Sanidad) la semana pasada, para apartarse del FGE. A la hora de justificar la medida, señalaron que "los criterios adoptados por ATE son discriminatorios y no representan las necesidades reales de los municipales, que ya no pueden esperar más por la afligente situación que atraviesan".

Protestas en los hospitales

Mientras que ATSA estudia la posibilidad de convocar a una protesta generalizada de los empleados de la sanidad, con la posibilidad de realizar una marcha blanca en reclamo de una mejora en los haberes, trabajadores autoconvocados de distintos hospitales retomarán hoy las medidas de fuerza iniciadas la semana pasada.

En este sentido, los empleados de varios centros asistenciales de toda la provincia concretarán un quite de colaboración, entre las 10.00 y las 12.00, en tanto que los trabajadores del hospital del Niño Jesús tienen previsto realizar una olla popular.

Universitarios volverán al paro

Luego de una tregua de dos semanas, los profesionales nucleados en la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Tucumán (ADIUNT) volverán a las protestas el próximo miércoles, en reclamo de una mejora salarial.

En coincidencia con lo dispuesto durante una asamblea de la Conadu Histórica, realizada la semana en Jujuy, las medidas de fuerza serán progresivas.

Los universitarios exigen la reapertura de las negociaciones con el Gobierno nacional, en procura de una recomposición salarial del 30 por ciento, que eleve el sueldo mensual de los cargos testigo a 2.100 pesos.

Además, reclaman el pago del 82 por ciento móvil para los jubilados del sector y un incremento en el presupuesto universitario.

Nueva protesta de bancarios

Desde la Asociación Bancaria de Tucumán advirtieron que si hasta mañana no se produce un avance en las negociaciones salariales con las patronales del sector, el próximo miércoles se convocará a un paro total de actividades.

Además de un incremento salarial de emergencia de mil pesos, desde el sector sindical reclaman que se garantice la estabilidad laboral de los trabajadores de la actividad frente a la crisis financiera.

Por otro lado, la Bancaria advirtió que, si no hay respuestas a esos planteos, el próximo viernes podrían convocar a un nuevo paro por 24 horas. A ello, hay que sumar el hecho de que el jueves 6 no habrá actividad, debido a que se celebra el Día del Trabajador Bancario.

Comentá la nota