A fin de mes vence el blanqueo laboral y no habrá prórroga

El Ministerio de Trabajo informó que, indefectiblemente, el próximo 28 de enero de vence, "sin posibilidad alguna de prórroga", la oportunidad de regularizar a los trabajadores en negro con los beneficios que el Gobierno otorgó a los empleadores con la ley de blanqueo laboral.
Entre otros beneficios, fundamentalmente en el caso de las pequeñas y medianas empresas, el empleador está exento de pagar las deudas previsionales y los intereses o multas. Y también las deudas, multas, intereses a distintos entes laborales vinculados a determinadas actividades como el IERIC (Construcción) o el RENATRE (trabajadores rurales).

Además de liberar esas deudas, el reconocimiento de las relaciones laborales preexistentes no es tomado en cuenta para las liquidaciones pasadas de impuestos a las Ganancias.

Otro de los beneficios es que, por cada trabajador regularizado, el empleador paga menos contribuciones patronales por el término de dos años.

La reducción es del 50% durante el primer año y del 25% durante el segundo año de regularización. Estos descuentos no incluyen la contribución a la obra social y el pago de la cuota de ART.

Según el Ministerio de Trabajo, la aplicación de esta Ley -que incluye a los blanqueados y a los contratados por la ley 26.476- alcanzó a 470.000 trabajadores.

"Si consideramos que el total de trabajadores registrados en el segundo trimestre de 2009 ascendía a 7.205.000, esta regularización ha implicado hasta el momento un 6,5% de ese universo", dice el comunicado de Trabajo. Y agrega que en medio de la crisis globalizada, este beneficio permitió amortiguar sus efectos sobre el mercado de trabajo.

Aún así, el número de trabajadores registrados o en blanco sufrió una merma por la caída de la actividad económica.

En tanto, se prorrogó hasta el 31 de diciembre de 2010 estos mismos beneficios de cargas reducidas por 2 años para los empleadores que tomen personal nuevo.

Comentá la nota