Vence el apto de Pacará Pintado y aún no se habilitó Overa Pozo

El actual depósito de la basura cuenta con permiso para funcionar hasta el 31 de diciembre. "Tiene capacidad para seguir operando por unos meses más", garantizó Montalván. La empresa solicitará una prórroga.
El lento aprestamiento en el predio de Overa Pozo para que sirva de depósito de los residuos pone en aprietos a las autoridades provinciales. Ocurre que, cuanto más se demore la apertura de la nueva planta, mayor será el tiempo que continuará en funcionamiento Pacará Pintado. El problema es que el certificado de aptitud ambiental concedido al centro de disposición final de la basura que opera Servicios y Construcciones La Banda SRL vence en tan sólo 37 días.

"No hay ninguna presentación de la empresa ni ninguna evaluación hecha", reconoció el secretario de Medio Ambiente de la provincia, Alfredo Montalván, cuando LA GACETA le consultó acerca de la próxima fecha de caducidad del permiso con el que funciona Pacará Pintado (el 31 de diciembre).

El procedimiento de renovación del apto ambiental es conocido por la empresa prestataria del servicio. En rigor, la presentación se debe efectuar ante el Consejo Provincial de Economía y Medio Ambiente (CPEA), órgano encargado de evaluar el impacto de cualquier obra que pueda degradar al medio ambiente. Lo integran la Sociedad Rural, la Unión Industrial, la Federación Económica de Tucumán, ONGs, las universidades y dependencias del Poder Ejecutivo.

Aprobar o rechazar

El consejo, sobre la base de los informes técnicos que le proporcionan reparticiones del Estado como Medio Ambiente, el Siprosa y la Dirección Provincial del Agua, tiene la facultad de conceder una prórroga del apto ambiental o bien de rechazarlo. Luego, es Medio Ambiente el área que firma la resolución ratificatoria. Precisamente, del 30 de diciembre de 2008 es la resolución 44/08, que permitió el funcionamiento de Pacará Pintado a lo largo de este año.

Ese texto supeditó la continuidad del predio de disposición final de los residuos al cumplimiento de una serie de pautas. Incluso, en su artículo segundo, el carácter condicional del permiso quedó claramente fijado: "se deja expresamente aclarado que el CPEA podrá revocar la prórroga a solicitud de la Unidad Ejecutora Provincial mediante informe fundado, cuando del monitoreo a realizar por dicha unidad surja un incumplimiento grave por parte de la empresa".

Mario Criado, titular de la empresa Servicios y Construcciones La Banda SRL, adelantó que ya están preparando las carpetas técnicas para solicitar una prórroga del apto ambiental ante el Estado. El empresario, además, explicó que su planta tiene capacidad para operar hasta 1.000 toneladas diarias de residuos, y que aún no llegaron a ese techo (siete municipios arrojan en el predio menos de 800 toneladas por día).

Esa misma visión fue compartida por el secretario de Medio Ambiente. "Pacará Pintado tiene capacidad para seguir operando por unos meses más, porque cuando uno autoriza su funcionamiento siempre mira más allá del momento. Considero que no habría problemas, siempre y cuando veamos el cumplimiento de la empresa", aseveró Montalván.

Comentá la nota