Nos vemos en Rosario

La Selección hizo escala en Madrid y varios se quedaron. Messi, que no pudo jugar contra Rusia y se cuidará en el primer partido de la Liga de España para llegar bien al partido con Brasil, se despidió de Diego.
La Selección Argentina , luego de la victoria ante Rusia y teniendo la cabeza puesta en el clásico sudamericano contra Brasil, hizo escala en Madrid. Entre sonrisas y buena onda entre todos, la caricia, el mimo, más esperado se lo llevó Lionel Messi. El delantero del Barcelona pidió no jugar el primer partido de la Liga de España para llegar bien al encuentro de Eliminatorias con el equipo de Dunga. Es que el debut del Barsa sería el 1° de agosto y el 5 se jugará el clásico. Leo quiere cuidarse. Eso, a Diego, le llegó...

La despedida, puesto que la Pulga siguió su rumbo hacia Barcelona (llegó derechito al médico para hacerse una revisión), incluyó un fuerte abrazo y una fija mirada a los ojos. El intento del rosarino es recuperarse de su molestia en el aductor izquierdo y así poder rendir al máximo. Igual, en el primer partido de la temporada -por la Supercopa de España ante el Athletic de Bilbao en San Mamés el 28-, Leo quiere estar presente para no perder ritmo. En el "Masche, Messi, Jonás y ocho más" que tiró Diego, el astro del Barcelona va punteando...

Comentá la nota