“Vemos que hay una conspiración en marcha”

“Vemos que hay una conspiración en marcha”

De esta forma se expresó el edil radical, Maximiliano Abad, ante la polémica de un supuesto concejal trucho de la Unión Cívica Radical.

Tal como reveló 0223, Rosana Morrone, quien en el 2011 fuera la tercera candidata a concejal de la alianza entre la UCR y Francisco De Narváez, presentó una nota en el Concejo Deliberante por la cual pidió explicaciones sobre los motivos por los que nunca fue convocada para  reemplazar a los ediles radicales que la precedieron en esa  boleta cada vez que algunos de ellos tomó licencia.

En declaraciones a Radio Residencias, el concejal de la UCR, Maximiliano Abad, descartó irregularidades en el mecanismo de suplencia de los ediles radicales. “Consideramos que se utilizaron métodos válidos, vía telefónica o WhatsApp, para comunicarle a Marrone que debía reemplazar a un concejal. No hubo ningún tipo de irregularidad”, dijo.

A renglón seguido, resaltó que “la Ley Orgánica de las Municipalidades y el Reglamento Interno del Concejo Deliberante no establecen los métodos de comunicación de los concejales para generar las suplencias necesarias. No hay una metodología establecida”. “No nos oponemos a que se pidan informes a la  Asesoría General de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires y a la Procuración municipal. No hay nada que ocultar”, añadió.

Por otra parte, Abad detalló que “en el 2010, Adrián Alveolite, Santiago Bonifatti y Lucia Branderiz tenían que asumir como concejales de Acción Marplatense pero no lo hicieron por cumplir funciones en el Departamento Ejecutivo. Alveolite y Bonifatti presentaron la nota de excusación.  Branderiz, la esposa del intendente Pulti, no lo hizo. Este es un caso similar a lo que ahora están acusando a la UCR”.

Además, el concejal radical afirmó que “no sabemos quién presentó la nota de Morrone en el Concejo. Nos dicen que fue el secretario del cuerpo legislativo, Diego Monti. No sabemos quién le dio ese texto a Monti. No nos cierra este tema. Algo raro hay”

“Vemos que hay una conspiración en marcha. Se intenta con esta maniobra difamar a un partido político. Se puso en marcha una campaña de desprestigio contra un partido político que tiene serias chanches de ganar la próxima elección en Mar del Plata. Se quiere dañar a la UCR”, finalizó Abad.

Coment� la nota