"Vemos a Binner competir en 2011 pero preferimos hablar de 2009"

Lo dijo Rubén Giustiniani tras afirmar que "Argentina tendrá un presidente Socialista". Fue en Cafayate, donde se reunió la juventud del partido, y donde estuvo el gobernador de la provincia, Dr. Hermes Binner.
Los mil jóvenes socialistas reunidos en Cafayate, Salta, provocan una ovación cuando Rubén Giustiniani alza la voz y afirma: "Argentina tendrá un presidente socialista". Las miradas van inmediatamente hacia el gobernador santafesino Hermes Binner, sentado a su lado, que comienza a ser vivado quienes colman la carpa del campamento juvenil.

Termina el acto, pasan unos momentos y cuando la algarabía parece haberse evaporado y los militantes se pierden por las calles norteñas, el senador socialista por Santa Fe dialoga con La Capital.

"Hubo fervor; fue una explosión para todos", dice. El hombre que en las legislativas de octubre competirá con el justicialista Carlos Reutemann parece transitar por otros sueños: "Un presidente socialista en Argentina es inexorable como lo es la corriente de socialismo en Latinoamérica. En Chile, gobierna (Michelle) Bachelet; en Uruguay, Tabaré Vázquez; en Brasil, Lula; tarde o temprano, tendremos en la Argentina al primer presidente socialista".

—Giustiniani, su frase en el acto pareció un virtual lanzamiento de la candidatura presidencial de Binner.

—No. Esto moviliza, da polenta, ganas. Pero nosotros públicamente no queremos hablar de 2011.

—¿Por qué?

—Porque no tenemos necesidad. Estamos avanzamos conforme a lo planeado. El socialismo atraviesa su mejor momento en el país y en la región, por eso estamos seguros de que más temprano que tarde tendremos un presidente salido de nuestro partido.

—¿Temprano sería 2011?

—Estamos pensando más en este 2009; en consolidar la gestión de gobierno en la provincia.

—¿Pero se ven compitiendo en el 2011?

—Nos vemos compitiendo en el 2011. Y nos ven haciéndolo. Ningún analista político, sobre todo los que viven el microclima de Buenos Aires, deja a Binner afuera de esa competencia.

—¿Hoy ese presidente socialista del que habla sería Binner?

—Hoy sería Binner. Obvio. A nadie le cabe duda.

—El sector del diputado Ariel Basteiro no piensa igual.

—Ellos apostaron a un poder (el de los Kirchner) que iba a durar mucho tiempo y ahora las perspectivas de ese poder están por el suelo.

—En las legislativas de este año, ¿usted le gana la elección a Carlos Reutemann como aseguró Binner?

—Nosotros ni siquiera decidimos la candidatura (a senador) todavía.

—¿Acaso no será usted candidato a renovar su banca como senador nacional?

—Hay cuestiones que surgen naturalmente. Como la de Binner surge cuando se especula con un presidente socialista. Pero no vamos a oficializar candidaturas hasta mayo. Estamos bien tranquilos y no tenemos necesidad de hablar de candidaturas.

—Al decir Binner que usted le ganará a Reutemann, ¿no habla ya de candidaturas?

—Se lo preguntaron y él respondió.

—Reutemann sí parece dispuesto a hablar del 2011.

—El no ha hablado de su postulación como senador. Habla genéricamente del 2011 y lo trae a cuento porque tiene que resolver dos problemas serios en el 2009. El primero es ir con el Frente para la Victoria como kirchnerista sin sentirse kirchnerista. Eso es todo un problema en este momento, sobre todo en Santa Fe, donde Kirchner es más piantavotos que en ningún otro lado. El segundo problema de Reutemann es ganar Santa Fe.

Comentá la nota