Vélez tiene a Larrivey; los Rojos, sin Pavone.

Cagliari acordó un préstamo de seis meses con el club de Liniers; Betis no hizo negocio con Independiente.
Los mayoría de los clubes argentinos buscó con afán un goleador y Vélez e Independiente tuvieron distinta fortuna en sus inquietudes: el club de Liniers acordó el préstamo de Joaquín Larrivey, mientras que el presidente de los Rojos, Julio Comparada, dio por terminadas las negociaciones por Mariano Pavone.

El pase de Larrivey parecía frustrado, pero al final se logró un acuerdo: el delantero llegará entre hoy y mañana a la Argentina y firmará un contrato por seis meses. Vélez pagará 450.000 dólares por el préstamo. Como dato llamativo, no se fijó una opción de compra, ya que Cagliari no estaba tan seguro de desprenderse definitivamente del jugador. El técnico Ricardo Gareca cumplió así uno de sus deseos, pese a que en un primer momento había pedido a Cristian Fabbiani, que finalmente firmó con River.

"Voy a dejar la vida por Vélez, que confió en mí. También por la gente de Cagliari, que todavía lo hace. Hablé personalmente con el presidente de Cagliari para pedirle que me dejara ir", comentó Larrivey, en una entrevista con TyC Sports. Hubo más: "Estoy diez puntos físicamente; tal vez me falta un poco de fútbol, pero eso va a llegar con el transcurso de los partidos. Y mentalmente estoy bien, tengo muchas ganas de triunfar en Vélez".

Los otros refuerzos para el Clausura fueron el zaguero Sebastián Domínguez y el mediocampista Maximiliano Moralez, que debutaron en el 0-0 frente a Independiente, el domingo último, en Parque Patricios.

Independiente, en cambio, se quedó con gesto de disgusto. Al final, pese a la oferta de 4.000.000 de euros -respaldada por un grupo empresarial-, Betis no quiso desprenderse de Mariano Pavone. Todo se conoció de boca del mismo Comparada. "Mi opinión es que el pase está caído. Estuvimos hablando hasta ayer con Lopera, el presidente del Betis, pero no tuvimos una respuesta afirmativa. Desde Independiente no podemos hacer nada más, no podemos obligar a que un club venda a un jugador", manifestó el dirigente, en declaraciones a varios medios partidarios del club de Avellaneda.

Los Rojos se habían ilusionado con la llegada de Pavone, eventual solución para la escasa potencia ofensiva que tuvieron en el Apertura pasado y en el torneo de verano. Es más, desde que Germán Denis fue transferido a Napoli, de Italia, a mediados de 2008, Independiente no encontró un reemplazante adecuado.

Al menos desde las palabras, el entrenador Miguel Angel Santoro no pareció hacerse demasiado problema. "Pavone es un gran jugador -había dicho el domingo último-, pero si no se incorpora tengo otros cinco N° 9. Vamos a arreglarnos con lo que tenemos", aseguró el DT.

¿A quiénes se refirió Santoro? A Darío Gandín, titular con Vélez; Leonel Núñez, el colombiano José Moreno y los juveniles Diego Churín y Nicolás Mazzola. Además de Moreno, que volvió tras un préstamo en América de Cali, Independiente sumó a Eduardo Tuzzio y al mediocampista paraguayo Diego Gavilán.

Comentá la nota