VELEZ - RIVER - "Falcao va a ser el goleador del torneo"

 VELEZ - RIVER -
Fabbiani está seguro de que el colombiano la va a romper jugando a su lado. Por eso, en lugar de preocuparse por el recibimiento que puedan llegar a darle los hinchas de Vélez, avisa: "Si aprovecha los espacios que le dejo, el Tigre se va a cansar de hacer goles".
Radamel me invitó a la iglesia... Dice que es divertido". Será cuestión de tener fe. De creer. O reventar. Y en eso anda River, con algunas actuaciones para endiosar y otras como para mandar todo al diablo. Con un nuevo líder espiritual, cuyo templo predilecto se llamará Esperanto pero que, igual, no descarta visitar la casa del Señor. "Si no vas ahora, ¿cuando?", podría alentarlo Gorosito, con su look pastor Giménez. Eso sí, que no se enfade Pipo: no vaya a ser que la comparación lo lleve a hablar de la vaca sagrada...

Porque el que piensa en que pisar una iglesia puede ser tan divertido como pisarla adentro de una cancha no es otro que Cristian Fabbiani, orador top del momento, con versículos de sobra para publicar una Biblia de la provocación. Algunos dirán que no es un santo; otros asegurarán que no tiene cura. El es así. Verborrágico, desfachatado, simpaticón y, por lo visto, buen compañero. Por eso, en lugar de preocuparse por el recibimiento que le puedan llegar a dar los hinchas de Vélez después del plantón que les hizo, se calza el traje de predicador y baja su mensaje divino. "Falcao va a ser el goleador del torneo".

De evidentes personalidades opuestas, entre el Ogro y el Tigre, sin embargo, pueden existir puntos de conexión. "Hace cosas raras y me divierte mucho", había dicho el colombiano aun antes del arribo del Tanque, quien a la distancia le devolvió la pared: "Le dije a Falcao que se quedara tranquilo, que cuando llegue a River y enfrentemos a San Lorenzo yo lo voy a defender".

Ahora patean para el mismo arco. Vendrían a ser como el Gordo y el Falcao. Y es el ex Newell's quien sigue con una postura entre protectora y consejera. "Radamel fue la figura ante Arsenal, clave para jugar y para correr. Ya le avisé que si aprovecha los espacios que le dejo, se va a cansar de hacer goles", le explica Cristian a Olé.

En su momento, algo prácticamente calcado había previsto Abreu: "Si Falcao se queda cerca mío lo voy a sacar goleador". Debe ser una debilidad de los cañoneros que llegan a River. Y así pasó el Loco, también Salcedo, pero al Tigre nadie lo mueve. "Con Fabbiani me siento cómodo, nos estamos entendiendo muy bien. Pero él sabe que puede dar mucho más. Contra Arsenal había que cuidar la pelota y él lo hizo, fue definitorio. Pero en otros partidos habrá que correr, meter diagonales, y también tiene que estar preparado para eso", dijo el colombiano.

En esa química con que la dupla que entusiasma al hincha de River es fundamental el rol que asume el Ogro, quien dice que "da lo mismo hacer un gol o dar una asistencia". Y asegura: "Equipo es lo que sobra. Ahora hay que demostrarlo porque River tiene que pelear el campeonato".

De todos modos, hay cosas que todavía los diferencian. Al mismo tiempo que Falcao cuenta que llegó entero al final del partido del domingo, a pesar de haber jugado 90 minutos el jueves en Lima, Fabbiani admite que "no lograba cambiar el aire". Pero, desde lo futbolístico, siguen siendo muchas más las que los unen. Y los dos, claro, quieren mostrarlas hoy, en Liniers. "Porque podemos mantener el nivel sin problemas", dice el Tigre. "Porque hay que hacer respetar esta camiseta", tira el Ogro.

Aleluya.

Comentá la nota