"Vélez jugó una final y Huracán por los tres puntos"

Ricardo Gareca se planta y no quiere que nadie ensucie el Clausura obtenido por su equipo. "En el desarrollo del juego Vélez anuló a Huracán", aseguró.
Habías dicho que si le ganaban a Huracán se le reconocería más lo que hizo Vélez en el torneo. ¿Creés que por las polémicas que rodeó la final no pasó eso?

-No me importa más nada. Vélez es un justo campeón. Lo demostró en la cancha. En el desarrollo del juego, Vélez fue superior a Lanús y a Huracán. No necesitó ayuda de nada, en nada. Si no era en ese gol lo ganaba de cualquier otra manera, pero lo ganaba Vélez. Estaba convencido.

-¿Qué te generaron las declaraciones de Cappa? Dijo que a Brazenas le faltó ir a cabecear, que les regaló el título...

-Rareza de un hombre como (Angel) Cappa. Era un partido definitorio y a veces mantener la calma y el equilibrio es muy difícil en esta profesión. Sin dudas que lo afectó mucho el partido, a cualquiera le puede pasar.

-¿Lo entendés?

-Sí, lo entiendo. Hay una cosa con la que debería ser más claro: él resalta que Vélez es un digno campeón pero después dice que el campeonato se lo debemos a Brazenas. Es contradictorio. Se tendría que definir sobre lo que piensa. Respecto a la actitud que tomó, puede ser entendible.

-¿Y cómo viste el arbitraje de Brazenas?

-Le tocó un partido complicado, lleno de accidentes, de problemas. Del lado de Vélez elegimos no meternos con los árbitros. Actuamos así en todo el campeonato. Me parece que es un error haber buscado un responsable de todo esto, que fue Brazenas, y olvidarse del desarrollo del juego. Errores hay a lo largo de todo el campeonato y los árbitros siempre están expuestos al error. En estos partidos definitorios son más notorios. El error es un margen del técnico, del jugador, del árbitro, de todos los que componemos el partido.

-Pero...

-Focalizar en un responsable es retroceder. Y creo que retrocedimos. Son accidentes que pasan en el fútbol. Dar una opinión me restaría objetividad porque soy parte interesada. Entonces no voy a dar ningún tipo de opinión... Se ha hablado tanto... Se han dicho tantas barbaridades...

-Vos dijiste que no fue falta la de Larrivey.

-(Responde con un tono serio, terminante). Hay una evidente muestra de que Larrivey retira la rodilla y de que el arquero retira el cuerpo. En una pelota dividida por la definición de un campeonato, se juega a muerte, nadie puede entrar débil. El que habla de otra manera es porque nunca jugó al fútbol, ni siquiera en un potrero. En una final, ambas partes van a muerte a esa pelota. Porque es la pelota del campeonato, y en definitiva fue la pelota del campeonato. Una parte lo entendió así. Y la otra, no. Pretendió buscar una falta, y a través de la falta le costó el gol.

-...

-Vélez jugó una final y Huracán, por los tres puntos. Así lo veo yo. No hubo un planchazo y el arquero no retuvo la pelota. Se ve que Larry evita el choque, pero se insiste con lo mismo. En el gol de Domínguez está habilitado, y se hace hincapié en eso. En definitiva, se detiene la cámara en el gol, pero hay un agarrón de él a Zapata. Y perspectivamente es offside, porque la cámara toma apenas la pelota despega del botín, transcurridos 50 centímetros, para la percepción del hombre, es offside.

-¿Y por qué pensás que se da esa otra lectura?

-No sé. Está insertado eso. Huracán era el favorito para todos. Bien dicho, el equipo del pueblo. Estaba montado de esa manera. Y había que justificar por qué no salió campeón. En lo que menos se hizo foco fue en el desarrollo del juego, en el que Vélez anuló a Huracán y no se hizo hincapié. Ellos tuvieron jugadas individuales esporádicas, no colectivas.

-Cappa dijo que a Vélez se lo va a recordar como el campeón del 68, por aquella mano de Gallo.

-Los que están molestos son el hincha de Vélez y la institución. A mí no me genera nada porque estoy tan acostumbrado a estas cosas... Viví y escuché tanto... cada uno puede opinar lo que quiera. Estamos en democracia y cualquiera puede decir lo que le parece. Interiormente siento, desde el corazón, que Vélez es un justo campeón. No hace falta que me lo diga nadie eso.

-¿Se recordará más al segundo que al campeón?

-No sé, no me interesa. Si Cappa y la gente de Huracán quieren que los recuerden, ojalá que lo recuerden... Lo único que me interesa es que Vélez ganó el campeonato, y lo ganó bien. Como técnico tengo que analizar lo que sucedió en el campo de juego, y ahí Vélez fue superior a Huracán. En todos los aspectos y eso me da una tranquilidad enorme. Si Huracán es recordado me parece bien, porque jugó buen fútbol. Es un muy buen equipo y tiene un gran entrenador.

-¿Qué pasó que desaparecieron las pelotas?

-Me molestó mucho. Estábamos en el banco con mucha bronca, porque lo que queríamos era que se terminara el partido y no que se estirara más. Se generó un clima que estaba al margen nuestro. Era demasiada gente por todos lados.

-¿Cuál fue la mayor virtud de tu Vélez?

-La fortaleza mental. Cuando teníamos un resultado adverso, el equipo siempre tuvo respuesta.

-¿Le convenía a Vélez el hecho de tener que salir a ganar y no especular con el empate?

-Una vez pasado el partido con Lanús el equipo estaba muy fuerte anímicamente. Llegamos preparados para las dos circunstancias.

-¿Cómo reaccionaste cuando Rodrigo López falló el penal?

-Vélez no se vence. Por ahí a otro equipo lo desmoraliza, pero a Vélez no. En ese aspecto estábamos fuerte. Y eso fue una tranquilidad. ¿Qué se me cruzó por la cabeza en el penal? Nada. Al segundo tuvimos otra situación, de López de cabeza. Desde ahí, Vélez se adueñó del partido.

-Antes del gol de Moralez llamaste a Nanni: ¿también lo ibas a poner?

-Sí, porque en el final aparecería la desesperación, entonces buscaríamos un lanzamiento largo, una pelota parada... Y tener altura en el área era clave.

-Pero no hizo falta.

-No, llegó el gol de Maxi, la expulsión, y Huracán se nos iba a venir. Había que aguantar en el final. Pero no tengo dudas: lo íbamos a ganar antes o después.

Comentá la nota